17 noviembre, 2018

“Estamos resistiendo, pero preocupados por no volver atrás”

Alberto Brosch, integrante de Contag, es el nuevo secretario general de la Coprofam. En entrevista con Fidamercosur Claeh comentó cómo advierte la situación regional en cuanto a las políticas públicas diferenciadas para la agricultura familiar, en un contexto de cambios de gobierno y de restricciones fiscales.

—Venimos en un proceso de continuas conquistas de políticas diferenciadas en toda nuestra región. Es innegable que Brasil siempre fue la vanguardia de esas políticas diferenciadas, con la creación del Ministerio de Desarrollo Agrario, con la creación del Pronaf, con la creación de programas de compras gubernamentales. Y con la creación, la conquista de la REAF Mercosur, comenzamos a discutir con más organizaciones de la sociedad civil organizadas a través de nuestras organizaciones de agricultores familiares, campesinos, indígenas y con los gobiernos locales y comenzamos a tener avances importantes en cada uno de nuestros países. Evidentemente cada uno con su propia realidad, muchas veces conquistábamos una política en Uruguay o en Argentina, pero adaptada a la realidad de ese país. La verdad es que en los últimos 10, 15 años hemos tenido procesos crecientes de políticas importantes.

En este momento estamos muy preocupados a partir de lo que está aconteciendo en Brasil. Estamos viviendo una de las mayores crisis económicas y políticas de la historia del Brasil, y fruto de esa crisis los que más sufren son los trabajadores, los pequeños agricultores. Entonces estamos en una encrucijada, próximos a perder cosas que hemos conquistado en los últimos años. Y tememos que el proceso comience a replicarse en los otros países de la región, como Argentina, como Chile, como Paraguay, mañana también en Uruguay, porque el capital internacional, la visión capitalista de Estado es igual en todos los países. Entonces vivimos un momento de mucha tensión política, por ahora estamos resistiendo, pero estamos muy preocupados por no volver atrás, por no perder lo que conquistamos en los últimos años.

—¿Cómo evalúa el taller organizado en la última asamblea de Coprofam?

—Esta asamblea de la Coprofam fue precedida por un gran seminario internacional que ya en la apertura ayer de mostró la importancia política en la región con la presencia del ministro de Agricultura de Uruguay, la presencia del director de la FAO para América Latina y el Caribe y de otras organizaciones internacionales. En este seminario tuvimos la oportunidad de hacer un análisis profundo de los desafíos de la agricultura campesina e indígena.