14 agosto, 2018

Ley de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena: Una lucha por la identidad

Martes, 24/07/2018

La Organización Nacional Campesina (ONAC) y la Unión Agrícola Nacional (UAN), participaron en la ciudad de Asunción, en la plenaria nacional del Comité Nacional de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena del Paraguay (CNAFCI), una plataforma inclusiva de articulación entre diferentes organizaciones campesinas, indígenas, ong, académicos e intelectuales comprometidos e identificados con la lucha y reivindicaciones de los agricultores y agricultoras.

El objetivo principal del encuentro fue de informar sobre el proyecto de ley de la agricultura familiar campesina e indígena, que nació, redactada y promovida por la Cnafci, por iniciativas de los propios agricultores y agricultoras de la agricultura familiar campesina e indígena, por la necesidad de tener un instrumento legal de reconocimiento, protección y promoción del sector.

En la plenaria fue informada la aprobación del proyecto de ley por la Cámara de Senadores, redactada y presentada en forma consensuada con un sector del Partido Colorado de la línea partidaria del presidente electo, Mario Abdo Benítez, actualmente remitido a la Cámara de Diputados para su estudio. Será necesario un acompañamiento constante para la sanción por la Cámara de Diputados: en la plenaria se debe plantear, discutir y aprobar las acciones a llevarse a cabo para la aprobación del proyecto de ley. Concretar un plan de trabajo sobre el proyecto de reglamentación, con propuestas de los agricultores y las agricultoras de la agricultura familiar, que será presentada al Poder Ejecutivo.

Los presentes recalcaron el papel clave e indispensable que desempeñan los agricultores y las agricultoras, de la agricultura familiar campesina e indígena, producir alimentos para que cada paraguayo y paraguaya pueda comer cada día, proveyendo alimentos sanos y de calidad con bajos precios. Recordaron que la agricultura familiar campesina e indígena del Paraguay es un sector desconocido, menospreciado, marginado, perseguido y desprotegido por el propio Estado y por otros sectores de la sociedad, principalmente por los sectores que ostentan el poder económico, político, informativo y los grandes terratenientes productora de soja.

Además, complementaron que no es lucha por la promulgación de una mera ley, sino es una lucha por la identidad, mediante esta ley los agricultores y las agricultoras tendrán un reconocimiento, por el Estado paraguayo, como sujeto de derecho, con garantías de proteger, promover y asistir en todos los ámbitos, respetando sus características propias en lo social, cultural, ambiental, económica y medio de producción.

Las recomendaciones aprobadas en la plenaria: seguir trabajando por la unidad e integración entre todas las organizaciones, movimientos políticos, ong, académicos o intelectuales a fines del proyecto; hacer lobby con todos los partidos políticos con fin de obtener el apoyo para la sanción por el Congreso Nacional; seguir con los encuentros, movilizaciones, reuniones, foros, y audiencias públicas en las comunidades, en los distritos, en cada uno de los departamentos; mantener el estado de alerta en las bases para acudir inmediatamente al llamado para algunas acciones según la situación lo amerita. Trabajar con el nuevo Consejo Asesor de la Agricultura Familiar; proponer al nuevo gobierno que asumirá el 15 de agosto, soluciones a medianos plazos para la agricultura familiar campesina e indígena del Paraguay.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*