20 julio, 2019

El contrabando desmoraliza a la juventud rural

Lunes, 13/08/2018

Fernando Medina, joven dirigente agricultor, vive con la familia en una finca de diez hectáreas en la Colonia 3 de Mayo del departamento de Caaguazú, dijo que trabajar en la agricultura familiar campesina, es sacrificado, requiere de mucha dedicación y al mismo tiempo, muy satisfactorio, no hay nada mejor que ver día a día, cada mañana, como las plantas va creciendo. En la finca cultivan todos los necesarios para el abastecimiento familiar y producen hortalizas para generar ingresos.

Pero, no todo es tranquilidad en la vida del joven reveló las preocupaciones que tiene como agricultor de la agricultura familiar y como parte de una comunidad rural campesina. Señaló que el contrabando es la amenaza principal a la agricultura familiar, se ha consolidado como agente regulador de los precios de los productos hortícolas y de los alimentos en general, el Paraguay no es un gran mercado de consumidores.

El precio de las hortalizas de contrabando resultan atractivos a los compradores, por el costo de producción, los productos locales no pueden competir con los ingresados en el país ilegalmente, sin embargo existen grandes diferencias en un aspecto fundamental, la toxicidad, en los cultivos de otros países se utilizan mucho más productos químicos, en ese sentido prevalece la falta de conciencia de los consumidores. El contrabando desmoraliza a la juventud rural a dedicarse a la agricultura familiar, expresó el joven agricultor.

Por otro lado, agregó que las comunidades rurales campesinas, poco a poco, están siendo afectadas por los males consideradas propias de las grandes ciudades, fenómenos que antes solo veía en los noticieros, como el uso de las drogas y consumo excesivo de las bebidas alcohólicas que originan episodios extremamente violentos, principalmente, entre los jóvenes. Considera que la paz, la tranquilidad y la projimidad características de las comunidades rurales campesinas están en peligro por estas nuevas tendencias sociales.

Aclaró que su comunidad hasta ahora no está sufriendo de estos males, no obstante as veces se producen algunos hechos aislados producidos siempre por el consumo de bebidas alcohólicas. Dijo no conocer y todavía no vio a alguien del lugar haciendo uso de algunas drogas, pero en las redes sociales se publican que en las zonas aledañas está muy de moda entre los jóvenes. Afirmó que a pesar de tener una formación universitaria no piensa cambiar el campo por la ciudad.