17 diciembre, 2018

Jornada sobre integración de forestación en sistemas ganaderos y lecheros familiares y sistemas silvopastoriles

La actividad se llevó a cabo en el Centro Regional de Capacitación de Aiguá, ubicado a unos 150 kilómetros al noreste de Montevideo, en el marco del plan de actividades del proyecto “Integración de la forestación en predios ganaderos y lecheros familiares: desafíos, potencialidades y herramientas para tomar decisiones” que llevan adelante Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) conjuntamente con Facultad de Agronomía de la Universidad de la República (FAGRO/UDELAR).

La primera parte, comenzó con una exposición de técnicos de la Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (DGDR/MGAP) sobre los planes de apoyo y fomento que implementó dicha secretaría de Estado en los últimos años, promoviendo la integración de montes forestales en predios ganaderos y lecheros, ya sea con fines de brindar servicios a la ganadería (sombra, abrigo), como de diversificación productiva de los sistemas.

Posteriormente, el equipo técnico de CNFR y FAGRO presentó los principales avances de los resultados que se vienen obteniendo en el proyecto de investigación participativa que se ejecuta en seis predios de productores de las regiones sureste y centro sur de Uruguay.

A continuación, el Ing. Agr. Jorge Esquivel (técnico argentino especialista y asesor en sistemas silvopastoriles) realizó una exposición sobre la experiencia de desarrollo de estos sistemas en las provincias de Misiones y Corrientes de la República Argentina, donde ya existen unas 80000 ha de sistemas silvopastoriles, muchas de ellas instaladas en predios de productores pequeños y medianos dedicados históricamente a la ganadería. A diferencia de Uruguay, donde el principal destino de la producción forestal es la industria de pulpa de celulosa, los sistemas incluyen plantaciones de pinos y, más recientemente, de eucaliptos en bajas densidades para producir madera de calidad con destino a aserrado, aprovechando la presencia de pequeñas industrias locales, manteniendo la producción ganadera, ya que el diseño de las plantaciones permite la producción de forraje, tanto de campo natural como de especies implantadas. Una de las principales dificultades para el pequeño productor ganadero consiste en el alto costo de la inversión inicial de implantar los montes, obteniéndose el retorno económico recién en el largo plazo.

Con respecto a la situación en Uruguay, Esquivel expresó que se ha avanzado mucho en la promoción de los montes con fines de servicio a la ganadería, que definitivamente contribuyen al bienestar animal en los predios, como lo demuestran los resultados del proyecto CNFR-FAGRO. Sin embargo, el desarrollo de sistemas silvopastoriles es aún escaso en el país, lo que representa un importante potencial de desarrollo futuro, teniendo en cuenta las características propias de Uruguay (culturales, climáticas, de mercado, etc.).

En la segunda parte de la Jornada, se visitó el predio de un productor ganadero participante del proyecto, donde se ubica un monte de Eucalyptus globulus con diseño silvopastoril próximo al turno de cosecha, con destino a la industria celulósica. Allí se presentaron y analizaron algunos resultados de las mediciones realizadas en el predio por el equipo de CNFR y FAGRO.

La jornada permitió intercambiar y reflexionar con productores y técnicos sobre los beneficios, tanto productivos como ambientales, que presentan estos sistemas.