22 julio, 2019

Lluvia: alivio para la agricultura familiar campesina

Lunes, 13/08/2018

Durante la semana se registró lluvias de moderada a fuerte intensidad en algunas zonas del país, principalmente en los departamentos de Canindeyú y Caaguazú, la cual trajo alivio a los agricultores de la agricultura familiar campesina. No se registraron caída de granizos o actividades eléctricas, tampoco provocó inundaciones en las zonas afectadas. Pocas veces registrada durante esta época, caracterizado por el tiempo seco y viento fuerte.

Muy aguardada, principalmente por los pequeños productores, por tratarse época de siembra de los principales rubros de renta y de autoconsumo. La agricultura familiar campesina e indígena, totalmente, dependiente de la inclemencia del tiempo para producir alimentos, con escasos accesos a tecnología y a asistencia técnica calificada, con excepción de algunos cultivos, mas por necesidad que por comodidad, como la producción de hortalizas (tomate y locote).

El joven agricultor, Ramón De vaca, del Asentamiento San Roque de Itanará, frontera con Brasil, unas de las zonas afectadas por las lluvias en el norte del país, declaró que está aprovechando para cultivar las variedades indispensables que servirá como alimentos a la familia y a los animales menores. Considera que la mandioca y el maíz no pueden faltar en la chacra de un campesino por la facilidad de producción, ya que no requieren de conocimientos técnicos y de inversión en infraestructura, son fundamentales para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria.

Dijo que no tiene de qué quejarse o sentirse de menos, a pesar de algunas dificultades, por trabajar en la agricultura familiar campesina y de su calidad de vida, igual que a cualquier otros jóvenes de su edad, tiene un buen celular con acceso a internet, interactúa en la redes sociales más populares, aunque con menos frecuencia por falta de tiempo. Asegura que tiene una vida digna, alimentación saludable e independencia.

Lamenta que, principalmente en zonas fronterizas, se dan muy pocas importancias a los agricultores de la agricultura familiar campesina, existe una tendencia de menospreciar o discriminar, especialmente a los jóvenes, por el simple hecho de ser agricultor familiar. Afirma que los conceptos perjudiciales tienen inicios en las instituciones educativas, primarias y secundarias, formadoras de los paradigmas sociales.