17 diciembre, 2018

En este momento, no vale la pena llamar al Constituyente

Lunes, 3/09/2018

Ángel Giménez, secretario general adjunto de la Organización Nacional Campesina.

El secretario general adjunto de la Organización Nacional Campesina (ONAC), Ángel Giménez, considera que, en este momento, convocar la Convención Nacional Constituyente, que puede modificar la actual o redactar una nueva Constitución Nacional, no vale la pena. Representa una amenaza a los derechos y garantías de los ciudadanos, principalmente, de lo más vulnerables. La actual fue redactada, después de la caída de la dictadura, cuando el país tenía sed de democracia, dijo durante el Consejo de Delegados de la ONAC, llevado a cabo durante los días 28 y 29 de agosto en la ciudad de Asunción.

– Convocar a una constituyente dentro la coyuntura política nacional no vale la pena. No tiene un fin superior con objetivos de cambios por algo mejor para el país, solamente persigue objetivos particulares, específicamente en la posibilidad que los expresidentes, como Horacio Cartes, Nicanor Duarte Frutos y Fernando Lugo, puedan volver a postularse como candidato a la presidencia. Ese es el objetivo, pero tras de ese objetivo muchos de nuestros derechos y garantías consagradas en la actual Constitución Nacional, pueden ser derogadas o modificadas. Ese es el peligro que representa, expresó.

Indicó como ejemplos: la actual Carta Magna concede a cada ciudadano el derecho de acceder a un pedazo de tierra y posibilita la expropiación de tierras improductivas para fines sociales. La ley del seguro agrícola para la agricultura familiar, si es aprobado, será de una gran ayuda para los agricultores, pero la Convención puede derogar estos y muchos otros derechos o eliminar las instituciones responsables de dar asistencia a la agricultura familiar campesina. Aclaró que, para empeorar, el sector social no está en condiciones de designar delegados para la Constituyente. Está totalmente dividida, afirmó.

El dirigente, exhortó a los delegados y delegadas a analizar la cuestión en las bases. Comparó el escenario actual, con la del año 1992, cuando fue llamado la Constituyente para la redacción de la actual Constitución Nacional. Dijo que, en este momento, no existe un proyecto de interés general con objetivo de cambio para el país, sim embargo en 1992, poco después de una larga dictadura, el pueblo tenía sed de democracia y anhelaba cambios. En ese ambiente, fue convocado la Constituyente con el objetivo de instaurar otra forma de gobierno y construir una patria mejor, declaró.

En Paraguay, en los últimos tiempos, principalmente los expresidentes, hacen fuertes campañas a favor de la reelección. La Constitución Nacional establece que los presidentes no podrán ser reelectos en ningún caso y una vez cumplido el periodo, serán senadores vitalicios. Para modificar la Constitución e introducir la figura de la reelección, la propia Carta Magna estableció la reforma constitucional como mecanismo, entonces se debe llamar a una Convención Nacional Constituyente, cuyos miembros serán elegidos por el voto popular, entre los candidatos indicados por los partidos y movimientos políticos.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply