19 octubre, 2018

Federación Agraria Argentina participó del “semillazo” en el Congreso de la Nación

Una delegación de Federación Agraria Argentina encabezada por su presidente, Omar Príncipe, participó el 5 de septiembre de diversas actividades llevadas a cabo en el “semillazo”, convocado por más de veinte organizaciones de la agricultura familiar y campesina bajo el lema “para decir no a la ley Monsanto – Bayer”. La comitiva estuvo integrada por el secretario de organización, Pablo Paillole; por Ricardo Garzia, de la Comisión de Semillas de la entidad; por los directores Claudio Angelelli y Alejandro Coreski; por dirigentes de FAA, del movimiento cooperativo, del Complejo Federado y de filiales. También estuvo presente el Dr. Aldo Casella, uno de los autores del proyecto de ley de semillas de la entidad.

Por la mañana, en la conferencia de prensa organizada en la Plaza de los dos Congresos, Príncipe indicó que se habían movilizado al Parlamento para que los legisladores supieran que “las organizaciones no queremos una ley que nos siga expulsando, sino una que incluya a la agricultura familiar, al derecho al uso propio gratuito por parte de los agricultores y que no permita la posición dominante de los grupos concentrados. No podemos permitir que se legisle sólo para grandes empresarios, fideicomisos y pooles de siembra, porque si esto sucede va a ser cada vez más difícil para los pequeños y medianos productores competir y tener acceso a la producción de alimentos”, dijo y agregó: “Tenemos nuestro proyecto de ley y propuestas para un modelo de agricultura con agricultores. Rechazamos que el Estado le garantice a las grandes corporaciones el abuso de posición dominante”.

Durante su discurso, el titular de FAA recordó que cuando en el mes de julio las organizaciones se movilizaron frente al  Ministerio de Agroindustria (actualmente, Secretaría) habían denunciado que iban a seguir desapareciendo agricultores, si no cambiaba el modelo. “Hoy estamos acá otra vez unidos, fortaleciendo nuestros lazos, porque la unidad es el único camino para resistir a la ley Monsanto y pedir que se escuche nuestra propuesta”, aseguró.

En la jornada, las organizaciones repartieron semillas y proponían cambiarlas libremente, como históricamente han hecho los agricultores. También se llevó a cabo una mesa de diálogo en la que participaron las organizaciones convocantes y legisladores. En este ámbito, los dirigentes federados ratificaron la posición de la entidad e indicaron que, de profundizarse el modelo agropecuario vigente en el país y si se aprobara el proyecto de ley de semillas que impulsa el Poder Ejecutivo Nacional “un grupo de CEO y multinacionales, van a tener el manejo de los alimentos en la Argentina. Es eso lo que tenemos que evitar”.

Más tarde, se desarrolló una audiencia pública en el seno de la Cámara de Diputados de la Nación, a la que asistieron legisladores y asesores de distintos bloques políticos. Allí, desde FAA expresaron: “Estamos convencidos de que una ley de semillas tiene que tener el apoyo político de los legisladores, pero debe estar sustentada en los productores. Necesitamos que esa ley posea el rostro, la letra, el pensamiento, el corazón y el trabajo de cada agricultor de la República Argentina. Participaremos de todas las instancias en las que se debata este tema, en el Congreso de la Nación, para hacer oír nuestra voz y la de todas las organizaciones que hoy estamos aquí presentes”.

Posteriormente, el presidente de la entidad y el Dr. Aldo Casella presentaron los puntos más salientes del proyecto de ley de FAA, que tiene estado parlamentario en el Congreso de la Nación. También expusieron diputados nacionales, referentes de las organizaciones presentes y, por el ámbito académico, Miriam Gorbam, de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria y Gustavo Schrauf, titular de la cátedra de genética de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires.