25 septiembre, 2018

Contag presiona y gobierno promete R$ 600 millones para Reforma Agraria

Barack Fernandes, con informaciones de las Assessorias de Comunicación de FETAEG y FETAES

Como resultado de la constante articulación de Contag, a través de su Secretaría de Política Agraria, de las Federaciones y Sindicatos, el gobierno federal prometió poner a disposición R $ 600 millones para áreas ya comprometidas a la Reforma Agraria. De este total, R $ 198 millones serán trabajados específicamente por el sistema Contag para adquisición de 44.513 hectáreas en los estados de Ceará, Espírito Santo, del Distrito Federal, del Maranhão, del Pará, del Goiás, del Mato Grosso, del Piauí y de São Paulo . En total se beneficiarán 1901 familias. “Esa es una conquista de la Contag, de las Federaciones y de los Sindicatos, una vez que hemos articulado nuestra pauta aquí en Brasilia con presión todos los días en el Incra y en la Casa Civil, y aún realizado Encuentros Regionales y Estatales de Reforma Agraria que proporcionan una conversación directa entre los trabajadores rurales y representantes de los órganos agrarios sobre la obtención de tierras y el desarrollo de los asentamientos. Fue nuestra agenda de lucha que resultó en la promesa del gobierno de poner a disposición los R $ 600 millones para pagar las áreas ya empeñadas. “La Reforma Agraria es una lucha muy difícil, por eso es necesario que la gente se movilice siempre, y ahora no es diferente”, destaca el secretario de Política Agraria de Contag, Elias D’Angelo Borges.

Cambios a partir de la reforma agraria

Cuando el recurso llega y las familias son asentadas es fácil comprender por qué la Reforma Agraria debe ser palabra de orden en la sociedad brasileña, a ejemplo de las experiencias exitosas de los Asentamientos (13 de Mayo, Tres Pontões, São Gabriel, Valmir Antônio Barbosa, Asociaciones Estiva y Esperanza), en San Miguel de la Paja – Espírito Santo.

Después de 30 años de conquista de la tierra, las familias producen de forma organizada el café conilón que es comercializado a través de la Cooperativa Agraria de los Cafeteros de São Gabriel (Cooabriel). La cooperativa es la mayor del país y su compra es específica de los agricultores y agricultoras familiares asentados. “Prácticamente todas las familias asentadas de nuestra región cultivan el café conilón y comercializan a través de Cooabriel. A través de ese contrato de asociación, la Cooperativa nos ayuda desde el beneficiamiento de la producción (preparación de la tierra, variedad en la plantación y los tratos culturales) hasta la comercialización “, destaca el agricultor familiar, Célio Siqueira, que produce el conilón con su familia.

Aunque el 70% de las familias de San Gabriel de la Paja-ES producen sólo el café conilón, también hay en los asentamientos plantaciones de pimienta del reino, entre otros alimentos. Y también en la infraestructura: es el caso de 31 familias de San Gabriel y Tres Pontões, beneficiadas con el Programa Nacional de Vivienda Rural (PNHR).

Otro buen ejemplo de superación a partir de la conquista de la tierra viene del Asentamiento Boa Vista, en Caiaponia (GO). Creado en 2009 por medio de una expropiación, el Asentamiento que mide 2.468 hectáreas alberga a 44 familias de trabajadores y trabajadoras rurales que invierte en la ganadería y comercialización de leche y sus derivados. Después del acceso a la tierra, las familias también fueron contempladas con Programas Sociales, como la Luz para Todos y el Programa Nacional de Vivienda Rural – PNHR (Mi Casa Mi Vida Rural), lo que ha posibilitado el aumento de las ventas y una vida más digna para los asentados.

Foto: Danilo Guimarães – Comunicação FETAEG

“Si el gobierno asienta y nos da las condiciones de trabajar en la tierra, nuestra situación es mucho mejor que ser diarista o servidor público”.

La declaración es del asentamiento de la Reforma Agraria, Sérgio Nunes da Silva, que hace 10 años vive en Boa Vista con su esposa y dos hijos. La familia tiene 20 cabezas y ganado y llega a producir por día 200 litros de leche, en un área de 26 hectáreas. Toda la leche se vende a través de la Cooperativa del Asentamiento. “Ya enviamos proyectos y estamos en la lucha para conseguir R $ 26.500 del Pronaf. Si conquistar el recurso produciremos aún más “, destaca el asentado.

Antes la familia de Sérgio vivía en el Campamento Unión. Bajo la lona y sin tierra, no tenía condiciones de crear, plantar y comercializar.

Foto: Danilo Guimarães – Comunicação FETAEG

Además de resolver situaciones de conflictos localizados, de extrema pobreza y de exclusión social, los Asentamientos de la Reforma Agraria, si bien trabajados en lo que se refiere al desarrollo, se convierten en espacios de rescate del potencial de las culturas agrícolas locales, de generación de empleo y ingresos para la agricultura familiar. “La reforma agraria no es importante sólo para la economía, sino también para la subsistencia de las familias, pues la agricultura familiar que comercializa también produce hortalizas, crianza de ganado, pollos y cerdos, planta de mandioca, maíz y calabaza para el propio consumo. Entonces la Reforma Agraria tanto fortalece la economía, así como es esencial para el mantenimiento de los propios trabajadores rurales. Por eso luchamos por la Reforma Agraria, pues ella democratiza y hace de la tierra un espacio social productivo “, comparte Elias D’Angelo Borges.