19 octubre, 2018

Seguirá habiendo hambre en regiones altiplánicas

De acuerdo a los datos de Sistema Nacional de información de Salud SNIS, las regiones más afectadas con la subalimentación y desnutrición crónica en menores de cinco años en el departamento de La Paz, se ubican en el altiplano y en los valles, debido a que en estos sectores la alimentación está basada en carbohidratos; contrario a lo que ocurre en la Amazonía donde se dispone de una mayor variedad de productos Amazónicos.

En estas regiones la alimentación es en base a papa y sus derivados, como el chuño, caya y la tunta, arroz o fideo. En cambio, en la Amazonía tropical se tiene menos problemas de desnutrición crónica, por mayor accesibilidad a verduras, frutas amazónicas o carnes que son combinadas con carbohidratos.

Según los datos SNIS, en el altiplano norte, el municipio con mayor número de desnutrición crónica en menores de cinco años, se registra en el Municipio de Humanata (Provincia Camacho), con el 89,7% y en el altiplano sur en el Municipio Comanche con el 72,2%.

En los valles del norte del departamento de La Paz, en el Municipio de Mocomoco con un registro de 52,2%, de desnutrición crónica en menores de cinco años. En los valles de sur el Municipio Ichoca, con 33,8%.

Los municipios con mayor número de desnutrición crónica en menores de cinco años en yungas de La Paz y amazonia. Se registra, en el Municipio de Palos blancos con el 29,6% y de Apolo con el 32,6%. Por otro lado, el Municipio de Ixiamas (Provincia Abel Iturralde) es el que tiene la menor cantidad de niños afectados, con el 2,1%.

Una mala alimentación puede producir problemas en la salud como la diabetes, anemia y obesidad, entre otros. Según los datos de SNIS, siete de cada diez niños en departamento de La Paz tienen anemia y cuatro de diez mujeres pasan por la misma dificultad.

Además puede causar varios problemas visibles en los niños, como retraso del crecimiento físico y cerebral,  este puede repercutir en el rendimiento en las escuelas, colegios y en estudios superiores. Asimismo según los datos, en todos los municipios, en gran mayoría altiplánicas existen, niños que sufren de esta enfermedad.

Estos datos no pueden ni deben pasar desapercibidos, es un tema que preocupa exorbitantemente en toda las poblaciones rurales del altiplano por la población sub alimentada, donde no hay una buena combinación de alimentación, por tanto esto puede ser reducida a través de una buena alimentación desde etapa de gestación y en niños.