17 diciembre, 2018

Agricultura sustentable

La agricultura interactúa en forma permanente con el medio ambiente y, por definición, lo artificializa para dirigirlo hacia la producción de bienes para el ser humano. De esta manera, un análisis de la situación de la agricultura frente al medio ambiente se puede realizar desde dos miradas: el uso sustentable de los recursos base de la producción agropecuaria y las externalidades de la producción. En esa lógica, la agricultura es a la vez receptora de impactos ambientales, cuando otra actividad daña los recursos usados en la producción sectorial; y emisora de impactos, cuando los sistemas agropecuarios dañan el entorno.

La producción agropecuaria puede generar transformaciones importantes en el medio ambiente: en algunos casos son fuente de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y plaguicidas. La actividad es una fuente emisora de gases responsables del efecto invernadero, metano y óxido nitroso y contribuye en gran medida a otros tipos de contaminación del aire y del agua. Determinados métodos agrícolas y forestales son la principal causa de la pérdida de biodiversidad del mundo. Los costos externos globales de estos sectores pueden ser considerables. A ello, debemos sumar la competencia por el agua que en gran medida es utilizada por la actividad minera y otros procesos industriales.

En la actualidad las políticas ambientales en los países desarrollados y en desarrollo buscan que los proyectos de inversión sean concebidos con un enfoque de sustentabilidad. Desde esa mirada, en un proyecto agrícola habría que partir resolviendo localización, tamaño y tecnología, y desde ahí levantar el proyecto a la escala conveniente y con la logística más adecuada. La agricultura en general, y en particular la Agricultura Familiar Campesina, son proyectos en marcha, con localización, tamaño y elementos generales de tecnología ya definidos; de ahí la dificultad de definir la mirada ambiental desde una lógica sistémica e integral, más allá de que pueda ser la mirada a largo plazo de una parte de las explotaciones.

A su vez, en el actual escenario de cambio climático, la agricultura requiere de un proceso de fortalecimiento para enfrentar los retos que impone este fenómeno y la demanda creciente de alimentos. La mayor incertidumbre sobre el comportamiento climático repercute en un aumento de las dificultades para la planificación de las actividades agrícolas. La adaptación de los sistemas alimentarios al cambio climático es esencial para fomentar la seguridad alimentaria, la mitigación de la pobreza y la gestión sostenible y conservación de los recursos naturales.

MUCECH Nacional, forma parte de la comisión Nacional de Agroecología de INDAP Nacional, donde se trabaja en conjunto la Agricultura sustentable.

El Programa de Agricultura Sustentable, está destinado a promover la incorporación de prácticas y manejos ambientalmente sustentables, en los sistemas productivos de la agricultura familiar usuaria. Para ello, el trabajo se ha enfocado en transversalizar las líneas de acción definidas, en todos los programas y servicios de la Plataforma de Fomento, especialmente, en lo relacionado con el desarrollo de capacidades y con el financiamiento de inversiones prediales con enfoque sustentable.

Fomento de la Agroecología a través de diversas acciones e iniciativas

  • La creación de la Comisión Nacional de Agroecología integrada por las organizaciones campesinas de representación nacional e INDAP, y que tiene por objetivo establecer los lineamientos estratégicos para el fomento de este sistema productivo en la agricultura familiar.
  • SAT Agroecológico, variante del Programa SAT que brinda una asistencia técnica pertinente y eficaz a los usuarios que se reconocen agroecológicos o que quieren transitar hacía la agroecología.
  • Manual de Agroecología y Manual de Transición Agroecológica para el desarrollo de capacidades, principalmente, de los equipos de extensión y consultores.

Resguardo y valorización de la agro biodiversidad y del patrimonio cultural

  • INDAP trabaja en la implementación de la Red de Sitios SIPAN que, en una primera instancia, reúne a once comunas del país, ubicadas en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Biobío y Araucanía.
  •  El objetivo de esta red es contribuir a la conservación, el uso sostenible, la valoración y el desarrollo de los recursos de la biodiversidad agrícola y del patrimonio cultural rural presente en importantes territorios del país.

Promoción de los Acuerdos de Producción Limpia y Sustentable (APL-S) en la agricultura familiar 

(Para reducir las brechas en materia de sustentabilidad ambiental, en Convenio con ODEPA, CORFO y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC ex CPL):

  • Asimismo, se trabaja con las organizaciones campesinas de representación nacional en hacer más pertinente este instrumento a la realidad de la agricultura familiar y de esa forma mejorar los niveles de adhesión, cumplimiento y certificación, indicadores históricamente muy bajos en este segmento productivo.