17 noviembre, 2018

Después de protestas, ampliación de la ley que criminaliza los movimientos sociales tiene una votación aplazada en el Senado

Después de la movilización de partidos de la Izquierda, el proyecto que tiene como objetivo posibilitar el encuadramiento de acciones hechas por movimientos sociales como actos de terrorismo tuvo voto aplazado día 31/10 en el Senado. El senador Magno Malta (PR-ES) pretendía votar la propuesta el miércoles en la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) del Senado Federal. El texto ya figura en la pauta de la comisión.

“Está en la agenda de la CCJ y vamos a votar. Estoy trabajando para ello. “Ellos tienen miedo porque lo que hacen es terrorismo y tienen que ser castigados”, afirmó Malta, en referencia al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), según el diario O Globo.

La propuesta de Malta altera la Ley Antiterrorismo-sancionada en 2016- y añade en la definición de ese crimen actos para “coaccionar gobierno” a “hacer o dejar de hacer algo, por motivación política, ideológica o social”.

Parte de los fragmentos incluidos había sido vetada por la ex presidenta Dilma Rousseff, justamente para evitar criminalizar a manifestantes. Magno Malta, aliado cercano al presidente electo, Jair Bolsonaro (PSL), es relator de la propuesta presentada por el senador Lasier Martins (PSD-RS). En el documento, el senador todavía incluye como actos condenados como terrorismo: “Incendiar, depredar, saquear, destruir o explotar medios de transporte o cualquier bien público o privado” e “interferir, sabotear o dañar sistemas informáticos o bases de datos”.

Según informó el vehículo, las penas previstas en la ley varían. Los actos que “atentan contra la vida o la integridad física de la persona” son castigados con prisión de 12 a 30 años.

Fuente: Portal CTB – Ruth de Souza