FAA: “Sin seguro multirriesgo seguirán fundiéndose más productores”

El presidente de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, participó el 10 de diciembre de la reunión de la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (CNEyDA), en la que se homologaron los estados de emergencia y/o desastre agropecuario declarados por las provincias de La Rioja, Salta y Mendoza. Sin embargo, continúan habiendo fenómenos climáticos que impactan muy fuertemente en Buenos Aires, La Pampa, Chaco y Formosa.

“Es bueno que, gracias a las gestiones realizadas, se hayan podido homologar los decretos de esas provincias de manera rápida, para poder llegar a los productores con los beneficios previstos por ley”, dijo el federado y agregó: “Sin embargo, horas antes y después de la reunión ocurrieron y siguen sucediendo dramáticos episodios en Buenos Aires, La Pampa, Chaco y Formosa, con granizos, heladas tardías y fuertes tormentas que afectaron fuertemente las producciones. Resulta evidente que, como consecuencia del cambio climático, esos fenómenos son más frecuentes y tienen un impacto cada vez más grande, por lo que pensamos que, como país, deberíamos pensar cómo abordar esta cuestión de una manera más integral y no sólo declarando emergencia o desastre. Plantearemos esto en la reunión sobre riesgo a la que hemos sido convocados, para el próximo lunes 17”.

Cabe señalar que desde la entidad se pide desde hace años la implementación de un seguro multirriesgo que permita a los productores tener mayor previsibilidad al momento de invertir. Asimismo, se plantea que los fondos previstos por ley para las situaciones de emergencia y/o desastre son insuficientes. “La realidad cambió. Lo que antes eran fenómenos aislados, hoy son cada vez más frecuentes y ya no pueden ser abordados desde un punto de vista parcial. El Estado en su conjunto –es decir, el Ejecutivo, pero también el Congreso de la Nación– debe comprometerse para que, junto con los privados, se pueda avanzar en respuestas más integrales”, señaló Achetoni.

Luego añadió: “Si como país dependemos en gran parte de los ingresos generados por el sector agropecuario, si los productores somos grandes generadores de trabajo y de movimiento en los pueblos del interior y se busca incrementar el valor agregado y las exportaciones para crecer, es evidente que hay que avanzar en soluciones para mitigar el impacto del cambio climático para los productores. Porque las pérdidas que generan estos fenómenos sumados a las dificultades para acceder al financiamiento, hacen que todo el tiempo estemos corriendo atrás de los problemas. Y en el caso de los productores pequeños y medianos, esto es más grave aún, porque pasa que tras la pérdida de una cosecha por inclemencias climáticas las familias no pueden seguir produciendo”.

“Nuestro país asumió el compromiso de materializar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, muchos de los cuales se vinculan directa o indirectamente con los productores agropecuarios y el cambio climático. Todos debemos trabajar para lograr políticas públicas adecuadas, que tiendan a asegurar su cumplimiento. Los productores necesitamos un acompañamiento del Estado que nos permita seguir trabajando para proveer los alimentos que los argentinos y el mundo necesitan”, concluyó Achetoni.