Alberto Broch hace balance de las actividades del año y proyecciones para 2019

En entrevista exclusiva para el sitio web, el secretario general de Coprofam y vicepresidente de Contag, Alberto Broch, dio un panorama de las acciones realizadas en 2018 y habló de las perspectivas para 2019.

1. ¿Cómo evalúa los trabajos realizados este año en el marco de la Coprofam?

Este año fue extremadamente importante y destacable. En la historia de Coprofam el año 2018 es un marco porque fue exactamente cuando empezamos a operar el proyecto que hemos firmado con el FIDA a principios de año. Realizamos más de tres reuniones de la directiva, comenzamos el proyecto y realizamos varias actividades, como cursos de cooperación, curso de líderes, articulamos a todas las afiliadas y Coprofam, este año, tuvo un salto internacional que fue su relación con las demás redes diversas regiones del mundo representando la agricultura familiar.

También tuvimos una fuerte actuación en la Reaf y un papel preponderante en el diálogo político con los gobiernos manteniendo las políticas y renovando su esfuerzo para que las naciones mantengan la Reaf actuante y este año la Coprofam también logró un espacio muy importante en diversas mesas internacionales como la FAO , el Foro Rural Mundial, la Alianza Continental para la Conferencia Alimentaria, la Conferencia Latinoamericana de la FAO, el gran seminario que fue el marco de la Coprofam, con los siete estudios de la actual etapa de las políticas públicas para la agricultura familiar, entre otros eventos. Este año logramos firmar términos de cooperación con tres agencias importantes, que son la FAO, el FIDA y el IICA. Estoy seguro de que hemos contribuido mundialmente en aspectos importantes a la agricultura familiar.

2. En un año de desafíos políticos y económicos en América Latina en 2018, como las entidades orientadas a la agricultura familiar pretenden actuar en 2019?

Fue un año muy desafiante en América del Sur, principalmente con las elecciones en Brasil. Aliado con los cambios de orientación política como en Chile, Argentina y Colombia, tiene un reflejo muy grande de cambio de orientación política a la derecha, lo que es muy desafiante para la agricultura familiar. Lo que Coprofam espera en 2019 es cavar espacios de diálogo y no dejar perder las políticas públicas conquistadas en cada uno de los países y pretendemos, a la luz de los estudios realizados por Coprofam en cada país, mejorar nuestra pauta de reivindicación para tener propuestas más innovadoras para poner a los gobiernos ya la sociedad. Coprofam pretende trabajar de forma más intensa en los temas dirigidos a la Década de la Agricultura Familiar, en los temas relacionados al desarrollo sostenible, de la agenda 2030, en la Carta de los Derechos de los Campesinos, en la pauta de la seguridad y la soberanía alimentaria, en la agenda del calentamiento global como grandes plataformas para poder fortalecer el diálogo político para mantener la importancia de la agricultura familiar y no abrir brechas para que ella salga desfavorecida en esas políticas que son planteadas por los gobiernos de nuestra región. A pesar de los desafíos, estoy seguro de que con la unidad de otras redes podremos, con fuerte presión en nuestros países, elevar el nombre de la agricultura familiar.

3. ¿Cómo están las perspectivas de trabajo de Coprofam en el año que se iniciará? ¿Cuáles son las principales dificultades?

Es seguir la planificación, aprobada en la última reunión de su dirección. La propuesta camina por cumplir de forma integrada el proyecto que tenemos con el FIDA, que son los cursos de capacitación, de cooperativismo y de liderazgo. Queremos hacer una gran pauta y poder hacer públicos los estudios que hemos hecho sobre el estado de las políticas públicas dirigidas a la agricultura familiar, los intercambios de conocimiento de los líderes rurales que están previstos dentro de nuestro calendario. Y más, Coprofam, dentro de su planificación, participará de varias actividades dentro y fuera de la región, además de, internamente, en cada país. Tendremos la oportunidad de visitar a la mayoría de nuestros afiliados, participaremos de la gran conferencia mundial de la agricultura familiar, del lanzamiento del Decenio de la Agricultura Familiar, de un gran seminario internacional de capacitación sobre las ODS y desigualdades mundiales y latinoamericanas. Participaremos en las actividades del Mecanismo de la Sociedad Civil y del Comité de Seguridad Alimentaria de las Naciones Unidas y tendremos la participación interna en varios países. En Brasil, con la Marcha de las Margaritas, que es una actividad que la Contag desarrollará, así como en todas las programaciones previstas por las organizaciones afiliadas a Coprofam. En el más, nos estamos preparando para la gran Asamblea que Coprofam realizará en julio y que, ciertamente, será precedida de un seminario internacional. Estamos con mucha esperanza que vamos a cumplir en su totalidad nuestra planificación que, en síntesis, tiene la búsqueda del fortalecimiento de las organizaciones, de la agricultura familiar y la lucha contra las injusticias.

4. ¿Qué mensaje le gustaría dejar para los miles de agricultores familiares este año que termina?

Mi mensaje es a todos los agricultores familiares de América Latina, especialmente a aquellos que viven en los siete países donde tenemos afiliadas de Coprofam. Quiero decir a los hombres, a las mujeres, a la juventud, a la tercera edad que vamos a aprovechar ese fin de año para renovar nuestra esperanza, nuestra fe. Nosotros, los agricultores, tenemos la esperanza como un gran valor. La esperanza forma parte de la vida de un campesino, la esperanza de buenas cosechas, de un año mejor que el otro. Entonces, es necesario que creemos en nosotros mismos, en nuestra capacidad, en nuestras organizaciones. Y, con eso, quiero renovar esa invitación a todos para que fortalezcan su organización, su sindicato, su cooperativa porque nosotros necesitamos eso para hacer el enfrentamiento. Tenemos enormes desafíos, muchas dificultades con los cambios coyunturales de los gobiernos. Posiblemente, tendremos que redoblar nuestra lucha, nuestra movilización y nuestra capacidad de proposición y de diálogo. Por eso, vamos a renovar la fe y colaborar para la soberanía y la seguridad alimentaria, para un mundo mejor. Una Feliz Navidad, un Feliz Año Nuevo, con mucha paz, con renovación de la fe, de la esperanza y de la lucha.