22 mayo, 2019

Presidente de Contag hace balance del año y proyecciones para 2019

Foto: Contag

En el año de conmemoración de los 55 años de Contag, el presidente de la entidad, Aristides Santos, habla sobre los desafíos vividos en 2018 y las expectativas para el año que comienza.

 

1- ¿Cómo evalúa los trabajos realizados este año por Contag?

Fue un año intenso, de muchas dificultades. Segundo año del pésimo gobierno Temer, que pautó en el gobierno y en el Congreso Nacional los intereses de los banqueros y de los empresarios de las multinacionales y del agronegocio. Los grandes perjuicios fueron las desarticulaciones de las políticas públicas para el campo, sin el papel estratégico que tenía el MDA (Ministerio de Desarrollo Agrario), que fue extinto el año pasado, en la reducción del presupuesto para las políticas relacionadas con la realización de la Reforma Agraria fortalecimiento de la Agricultura Familiar. Podemos considerar como avances a nuestra unidad interna para hacer frente a la coyuntura y los cientos de movilizaciones en las bases de los parlamentarios para evitar la votación y aprobación de la contrarreforma de la seguridad social que habría perjudicado a los campesinos y toda la clase trabajadora. Considero un buen aprendizaje las articulaciones y negociaciones que hicimos en el Congreso Nacional, en las Comisiones, en los Frentes Parlamentarios y con los líderes de partidos, relacionadas con los proyectos de interés de los agricultores / las familias y de la clase obrera, con destaque para nuestras acciones con relación al mismo, el presupuesto general de la unión y la renegociación de las deudas de los agricultores / as familiares y campesinos. No podía dejar de registrar una gran victoria a la aprobación del proyecto de Ley que reduce la incidencia de agrotóxicos en las labranzas brasileñas.

 

2- En un año de desafíos políticos y económicos en 2018, ¿cómo funcionará la entidad en 2019 las acciones dirigidas a la agricultura familiar?

Priorizaremos nuestra unidad interna; nos dedicar cada vez más al trabajo de base para cuidar cada vez mejor de los agricultores y las familias, perfeccionaremos el trabajo de formación política sindical, la comunicación popular y las movilizaciones en la base y en el Congreso Nacional. La Marcha de las Margaritas será la grandiosa acción de masas, que la Contag realizará los días 13 y 14 de agosto de 2019, protagonizada por las compañeras mujeres, pero con fuerte apoyo y participación de los hombres dirigentes y militantes. Vamos a luchar para preservar lo que aún tenemos de derechos y buscar mejorar o recuperar lo que ya perdimos durante los dos años del gobierno Temer, principalmente en relación al presupuesto general de la Unión, prioritariamente en las políticas de fortalecimiento de la agricultura familiar y de obtención de tierras para la Reforma Agraria. Por último, destacaría nuestra actuación en los debates y formulación de políticas públicas en los foros internacionales, en la construcción de fuertes alianzas, en la gestión de Coprofam, donde tenemos al compañero Alberto Broch en el liderazgo de estas acciones de fortalecimiento de la Agricultura Familiar en el escenario internacional.

 

3- ¿Qué mensaje le gustaría dejar para los miles de agricultores familiares este año que termina?

No será un año fácil. Enfrentamos grandes dificultades con el gobierno de Jair Bolsonaro, ya que el presidente electo se viene declarando contra la reforma agraria, contra las organizaciones sindicales y no aparecen buenos indicativos de que valorará la agricultura familiar, pues seremos cuidados por el Misterio de la Agricultura y no será recreado el MDA. Es decir, el agronegocio y la agricultura familiar estarán dentro y juntos del mismo Ministerio.

Además de la Reforma de la Previdencia, que es una siempre una amenaza a la histórica a los derechos conquistados por los trabajadores rurales y por la clase trabajadora.

Será el año de muchos desafíos para nuestra organización sindical. Apostaremos en nuestra unidad, en nuestra condición de organizar, formar, informar y concientizar nuestra base, en nuestra capacidad de formulación, movilización y negociación. Si no damos para ser optimistas seamos, al menos, realistas y esperanzados.