22 julio, 2019

Miles de ciudadanos se movilizan contra la deforestación en el Chaco paraguayo

El viernes 11 de enero, miles de ciudadanos, bajo el lema “Salvemos el Chaco”, marcharon por el centro de Asunción, capital del Paraguay, y se congregaron en la Plaza de la Democracia, en el microcentro de la capital, como protesta en contra de la desforestación indiscriminada del Chaco paraguayo. Entre el año 2017 y 2018, 225.065 hectáreas  fueron deforestadas, es decir, unas 616 hectáreas por día. En Paraguay, la ley 2425/04, conocida como la Ley de Deforestación Cero, que fue prorrogada en sucesivas ocasiones y actualmente se encuentra vigente, prohíbe las actividades de conversión de suelos de bosques en todos los departamentos de Región Oriental, sin embargo, la normativa no abarca la Región Occidental o Chaco.

La Región Occidental o Chaco con 246 925 km² abarca aproximadamente el 60,7 % del territorio, sin embargo, con 181.940 habitantes en 2017 que corresponde a menos del 5% de la población nacional, caracterizado por una seca vegetación de árboles espinosos, arbustos y pastos. Alberga miles de tipos de plantas, cientos de especies de aves, mamíferos y reptiles. La ley forestal 422 de 1973 y el posterior decreto 18.831 de 1986 establecen mantener el 25 % de la masa boscosa de cada establecimiento ganadero del país. Pero, el expresidente Horacio Cartes, dueño de grandes extensiones de tierra en el Chaco, promulgó el decreto 7.702 en septiembre de 2017 que autorizaba a los estancieros y ganaderos del Chaco a desmontar el 100 % de sus tierras, en violación de las leyes ambientales existentes. El actual presidente, apenas asumió el cargo en el mes de agosto, dejó sin efecto el dicho decreto.

El Chaco alberga el 44% del ganado bovinos del país, con forme a los informes del Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa). La institución registra un total de 8.210 establecimientos ganaderos habilitados, cuya población bovina (vacas, toros, bueyes) es de 6.134.695 ejemplares, que día a día va en constante aumento. El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) precisó que, entre enero 2014 y enero 2018, fueron deforestadas 1.057.888 hectáreas en la Región Occidental del país.

En los últimos años, en el Chaco se produce la invasión y expansión de la agricultura mecanizada, principalmente la plantación de soja, que actualmente totalizan unas 40.000 hectáreas. La Asociación Rural del Paraguay (ARP), organización que aglutina a los grandes terratenientes, ganaderos y sojeros, con influencia política y de gran poder económico son los verdaderos gobernantes del país, declaró que, para 2030, las proyecciones son optimistas y llegarían a las 800.000 hectáreas. Añadió que la idea es convertir a esa parte del país en un polo agrícola, además de ganadero.

En 2018, el Paraguay figura en el segundo lugar entre los países que más deforestan en el mundo, con una tasa de 9,6% atrás de Malasia que registra el 14,4% de tasa de deforestación. La deforestación del Chaco no solo afecta a la flora y a la fauna, sino también a los pueblos originarios de la zona, quienes son forzados a abandonar sus comunidades.