19 junio, 2019

La ONAC discute con el ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat la construcción de viviendas en las colonias campesinas

El martes 29 de enero, representantes de la Organización Nacional Campesina (ONAC) fue recibido por el ministro del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand. La reunión se llevó a cabo en el local de la institución en Asunción, capital de la República. Trataron sobre temas relacionados con la construcción de viviendas en las colonias campesinas de distintos departamentos del país. Por la gremial participaron: Gabino Medina, secretario general; Ángel Giménez, secretario general adjunto y Florentino Martínez, secretario de finanzas.

El secretario general recalcó la importancia de la construcción de viviendas dignas en las comunidades rurales. Igualmente, considera como “exitosa” la mesa de trabajo entre la organización y la institución, que según él ha permitido a muchas familias mejorar su condición de vida. “Para nosotros, es muy importante la apertura de la institución. En gran medida, el éxito del programa de construcción de vivienda a persona de escasos recursos se debe a la inclusión de los beneficiarios en el proceso”, declaró. Recordó que, actualmente, hay proyectos de construcción pendientes de aprobación a varias colonias y de diferentes departamentos. “Confiamos que serán aprobados”, concluyó.

Seguidamente, Florentino Martínez entregó al ministro los expedientes que se encuentran en estado muy avanzados, algunos son proyectos de construcción de primera etapa y otros son de ampliación, es decir, en la colonia se construyó viviendas, pero no a todos los pobladores. “Estas familias fueron excluidas más bien por limitaciones presupuestarias que otras cosas”, aclaró. Afirmó que consideraría como injusta si en una colonia sean beneficiadas solo algunas de las familias que reúnan los requisitos. Aclaró que la exclusión en la primera etapa es normal. “Felizmente, la institución [en la ampliación] siempre posibilitó el acceso a vivienda dignas a las personas que no fueron beneficiadas en la primera etapa”, puntualizó.

Ángel Giménez aseveró que las familias agricultoras beneficiadas se sienten “completo” con el acceso a la vivienda digna. “Dignifican a las personas de un sector muy carenciado y, sobre todo, muy marginado y discriminado”, manifestó. Al mismo tiempo, considera como “elemento esencial” para el arraigo. “Ninguna persona en su sano sentido va a querer abandonar el campo para vivir en la ciudad con semejante casa en su chacra”, afirmó.

El ministro precisó que las construcciones se harán de forma objetiva, de manera que no haya una desproporcionalidad entre uno y otro departamento. “Vamos a distribuir de acuerdo con la necesidad o déficit demográfico del país. No vamos a construir 5.000 viviendas en uno y 50 en otro departamento”, señaló. Pero, no demostró entusiasmos sobre las nuevas solicitudes. “El presupuesto es insuficiente”, informó. Completó que, actualmente, hay 63.000 pedidos, pero la institución solo dispone de recursos para 22.000. “Les pido a ustedes que exijan a las autoridades de sus zonas —diputados y senadores— que destinen más recursos en el presupuesto general de la Nación”, sugirió.