23 julio, 2019

Perspectivas para el 2019, por Carlos Achetoni

El presidente de FAA planteó las expectativas de la entidad para el 2019

Desde FAA pensamos que, en este momento, el clima y la economía han desnudado la falta de políticas agropecuarias adecuadas. Terminamos el 2018 diciendo que había sido un año muy complejo: hubo dificultades a nivel productivo en la Pampa Húmeda, problemas vinculados con los precios, la falta de competitividad y el desfinanciamiento en las economías regionales, los productores de leche y de cerdos, así como también otros ligados a las decisiones económicas y políticas del gobierno.

Esta situación se agravó más en muchas zonas, como consecuencia de fenómenos climáticos tales como inundaciones, tormentas y granizos, que afectaron a vastos sectores del interior productivo. En estos casos, hay cientos de miles de productores afectados; pero se da una crisis especial entre los más pequeños y los medianos, que viven situaciones angustiantes que requieren la ayuda económica y financiera del Estado. Por eso hemos dicho, y les hemos pedido a las autoridades nacionales, que deben incrementarse los fondos previstos en la ley de emergencia agropecuaria, llevándolos al menos a 5 mil millones de pesos, para actualizar el monto actual, que tiene ya diez años sin modificaciones y resulta absolutamente insuficiente.

También solicitamos que se mejoren las posibilidades de acceso al financiamiento, para que los productores puedan seguir trabajando en sus campos.
En este contexto, preocupa también la inacción del Congreso de la Nación, que debería estar legislando para generar —junto al Poder Ejecutivo, o no— políticas públicas adecuadas y brindando respuestas a estas situaciones dramáticas que afectan a tantos argentinos. Esto en el marco de un año electoral, en el que pareciera que los temas que afectan a los pequeños y medianos productores no están en agenda y los candidatos sólo parecen preocupados en sus performances o posibilidades electorales.

Creemos que llegó la hora de políticas concretas y serias. Y este es nuestro pedido para el oficialismo y para todas las fuerzas políticas que van a pedirnos nuestro voto: en lo coyuntural, que piensen en las urgentes necesidades de los pequeños y medianos productores agropecuarios y, en lo estructural, que vean el modo de instrumentar herramientas de desarrollo a mediano y largo plazo”.