La Mesa Agropecuaria de Buenos Aires se reunió con la gobernadora Vidal

El 6 de febrero, se realizó la primera reunión del año de la Mesa Agropecuaria de la provincia de Buenos Aires. El encuentro contó con la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal; el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís; los subsecretarios Miguel Tezano Pinto y Sergio Roberts; los diputados Oscar Sánchez y Pablo Torello; el subsecretario de asuntos municipales, Alex Cambell y otros funcionarios del área económica provincial.

La cita fue en la ciudad de Buenos Aires, en las oficinas del museo ferroviario. Fueron invitadas las cuatro entidades agropecuarias bonaerenses. Por FAA asistieron los directores Eduardo Allende, José Luis Mamarella, Anibal Chiramberro y Luciano Miñola.

En el cónclave, la gobernadora Vidal expuso su proyecto para el corriente ejercicio. Entre los temas tratados, los integrantes del Consejo Federado Bonaerense destacaron los vinculados con la ejecución del plan de recuperación de los caminos rurales. Indicaron que el mismo abarcaría un total de 12000 km, que se dividen en diversas etapas iniciando la primera de 4500 km en el mes de abril. También que la primera mandataria informó que se continuará con el plan hídrico del río Salado y se comenzaría con la obra del río Quinto y del río Luján.

Vidal asumió el compromiso de avanzar en una disminución paulatina del impuesto a los ingresos brutos, hasta su total eliminación. Además, enfatizó su preocupación por la diversidad de valores de tasas entre los distintos municipios y contrajo el compromiso de trabajar en conjunto la gobernación, los municipios y los productores para procurar la unificación de valores.

También reconoció que uno de los más serios problemas que se enfrenta en la actualidad es la falta de financiamiento adecuados, pero confió en que la paulatina y constante baja en las tasas de interés harán posible crear, a no muy largo plazo, líneas de crédito que resulten accesibles a la producción en general, aclarando expresamente que el Banco Provincia por sí solo no puede resolver el financiamiento general en la provincia de Buenos Aires.

Con relación a las retenciones a los productos agropecuarios, dijo haber conversado en más de una ocasión con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien le habría asegurado su convicción de que se trata de un impuesto de emergencia que necesariamente tiene que desaparecer.

Desde FAA se reclamó con firmeza por el estado de caminos rurales, algunos puentes y rutas provinciales. También se le planteó que desde la entidad se ve con mucha preocupación la cantidad de vientres preñados que van a faena. En este sentido le informaron que hay muchos informes sobre productores que se desprendieron de los vientres para autofinanciarse, manteniendo los terneros hasta que lleguen hasta el peso mínimo de faena. En esta circunstancia, le dijeron que sería necesario bajar el peso mínimo de faena puesto, al no haber compras a precio razonable del ternero para invernar por parte de feedlots e invernadores.

Finalmente, los funcionarios aceptaron la petición formulada por las entidades para que los integrara a la mesa tributaria de la provincia.