22 julio, 2019

Anuncios del gobierno nacional para las economías regionales: “Van en buen sentido, pero no alcanzan para satisfacer las necesidades de los productores”

Achetoni, junto a sus pares de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, en el Salón Blanco, antes del anuncio

El día 14 de febrero, las entidades agropecuarias fueron convocadas a la Casa Rosada para participar del acto en el que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, realizaría anuncios destinados a las economías regionales. Esa mañana, el presidente de FAA, Carlos Achetoni realizó diversas declaraciones a la prensa, en las que se refería a las expectativas con las que él llegaría a la sede de gobierno en representación de la entidad.

“Son momentos de mucha expectativa entre los pequeños y medianos productores. Desde hace mucho tiempo estamos pidiendo estar en agenda y poder contar con políticas públicas diferenciadas y específicas para los productores más chicos y de las economías regionales”, dijo.

Y agregó: “Los productores vitivinícolas, olivícolas, yerbateros, de cítricos, de algodón, arroz, tabaco, de caña de azúcar, legumbres, frutas de carozo y de pepita como duraznos, ciruelas, manzanas y peras, pero también los tamberos y los porcinicultores tenemos necesidades muy profundas y desde hace mucho tiempo, que en muchos casos empeoraron con inundaciones, sequías y otros factores climáticos; y en otros, están sumidos en profundas crisis por falta de financiamiento y asfixiados por la presión impositiva. Ojalá el Presidente hoy con sus anuncios lleve un poco de alivio a tantos argentinos que desde los pueblos del interior siguen apostando a producir alimentos para el país y para el mundo”.

En ese momento, Achetoni recordaba que la entidad venía de realizar diversas asambleas en zonas afectadas por esas situaciones, como Mendoza, Entre Ríos y Córdoba, entre otras. Destacaba el rol de los pequeños productores, diciendo “somos los que con nuestro arraigo y nuestro trabajo le damos vida a los pueblos. Y en muchos casos estamos tirando nuestro producto o malvendiéndolo a quienes se aprovechan, desde hace años, de nuestras necesidades. Mucha de nuestra producción es perecedera, por lo que quedamos indefensos ante los intermediarios. Ojalá tengamos buenas noticias, muy esperadas en todo el interior productivo”.

Durante el acto, realizado en el Salón Blanco de la Casa Rosada, el primer mandatario anunció un aumento en el mínimo no imponible (es decir en la base imponible sobre la que se calculan las alícuotas de las contribuciones patronales) para un grupo de actividades de las economías regionales ligadas a la exportación, con el objetivo de “fortalecer la agroindustria en las provincias argentinas”, destacaron desde gobierno.

La medida, según informaron fuentes oficiales, engloba a 44 sectores ligados a la agroindustria; afectaría a unos 24.000 establecimientos agroindustriales y beneficiaría a más de 250 mil trabajadores. A través de la misma, el mínimo no imponible pasará a partir del 1° de marzo de $7.500 a $17.500 a deducir por cada trabajador para el pago de aportes. En los casos en los que cobren más que ese monto, sólo se pagará la diferencia.

«Es un paso más para seguir normalizando a la Argentina, seguir construyendo un Estado que promueve el trabajo de calidad y no que le pone trabas con impuestos y cargas. Con cada productor que crece, es claro que crece la Argentina», sostuvo el presidente Macri durante el anuncio.
Finalizado el acto, Achetoni fue consultado acerca del impacto que estos anuncios tendrían entre los productores representados por la entidad. Expresó: “»No podemos catalogar de malos los anuncios. En principio, es una medida buena, en el sentido que apunta a descomprimir la presión impositiva del sector al subir el mínimo no imponible para 44 actividades. Sin dudas, es mucho mejor que la medida de la vuelta a las retenciones, que fue un retroceso. Pero creo que con esto no alcanza para atender las muchas necesidades de los productores más pequeños”. Luego agregó: “A los productores más chicos les hacen falta muchas más cosas. Hay que observar la falta de rentabilidad que vienen arrastrando desde hace años, así como también la inexistencia de herramientas contundentes a la hora del financiamiento”.

Si bien aseguró que “es bueno” que el gobierno esté buscando la inserción internacional de la Argentina, reiteró que “la renta del sector debe distribuirse de manera equilibrada y no sólo en algunos eslabones. Por la escalada inflacionaria del último año, la mejora competitiva no impactó sobre los pequeños productores que no teníamos bienes de venta, sino en la preparación de la nueva campaña, que hubo que asumir con insumos dolarizados y por ende con valores finales del producto depreciados. Esto agravó una situación que ya venía compleja. Por eso insisto, es una buena medida que traerá alivio en algún sentido y puede verse como un buen primer paso para comenzar a revertir tantos años de olvido en los que estuvieron las economías regionales».

Cuadro difundido por la secretaría de gobierno de Agroindustria de la Nación, sobre las actividades incluidas en el beneficio anunciado