22 julio, 2019

El Decenio de la Agricultura Familiar fue aprobado por todos los gobiernos y ahora muchos quieren negar

El secretario general de la Confederación de Organizaciones de Productores Familiares del Mercosur Ampliado (Coprofam), Alberto Broch, en la reunión con líderes nacionales y de bases de la Organización Nacional Campesina (ONAC) llevado a cabo el martes 26 de febrero en el local de la ONAC en Asunción, explicó el aporte para la aprobación, los objetivos y las acciones que desarrollaran la Coprofam dentro del marco del Decenio de la Agricultura Familiar (2019-2028), que fue aprobado por las Naciones Unidas a finales del año 2017.

“El año 2014, logramos la aprobación de las Naciones Unidas como el Año de la Agricultura Familiar. La aprobación fue importante para que a nivel mundial se discutiera la importancia política, económica, social y alimentaria de la agricultura familiar campesina e indígena. Gracias a los logros en el Año de la Agricultura Familiar, empezamos una lucha mundial, con la participación de la Coprofam, Foro Rural Mundial y de tantas otras organizaciones a nivel mundial, y en 2017 logramos la aprobación por las Naciones Unidas del Decenio de la Agricultura Familiar (2019-2028), que será lanzado oficialmente este año en el mes de mayo, en Roma, entonces vamos a tener 10 años de una gran campaña mundial”, precisó.

Además, indicó que la importancia de la aprobación del Decenio de la Agricultura Familiar radica en que fue aprobado por todas las naciones miembros de la ONU. “Fue aprobado por el 100% de los gobiernos en las Naciones Unidas, incluyendo los gobiernos de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina, pero, ahora, muchos de ellos lo niegan, especialmente los gobiernos que asumieron después del 2017. Nosotros, no podemos dejar o permitir que se muera la campaña, por eso vamos a realizar un gran evento en Bilbao, España, a final del mes de marzo, que será un foro mundial de la Agricultura Familiar para la elaboración de propuestas para el lanzamiento del Decenio de la Agricultura Familiar, que se realizará en mayo”, detalló.

Así también, señaló los principales objetivos en el marco del Decenio de la Agricultura Familiar. “En primer lugar, es necesario que la sociedad y los gobiernos nos reconozcan como agricultores familiares campesina e indígena. En segundo lugar, debemos tener políticas de fortalecimiento de la agricultura familiar campesina e indígena en distintas áreas, como asistencia técnica, crédito, acceso a la tierra y regularización de la tierra, porque hay muchos agricultores que no pueden tener la documentación (título) de su tierra”, puntualizó.

Sobre la cuestión, declaró que la dificultad que enfrentan los agricultores familiares para la documentación de su tierra es un fenómeno que se presenta a nivel mundial. “La regularización de la tierra es tan importante cuanto el acceso a la tierra. Es una lucha global, especialmente en esta región en que vivimos como Paraguay, en Brasil también hay muchos problemas en ese sentido, igualmente en Argentina y Uruguay. Entonces, estas acciones serán muy importantes en la lucha por el fortalecimiento de la agricultura familiar”, finalizó.