22 mayo, 2019

La ONAC se reunió con el presidente del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra

El pasado miércoles 06 de marzo, la Organización Nacional Campesina (ONAC) se reunió con el presidente del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Horacio Torres. En la reunión, llevado a cabo en la sede central de la institución en Asunción, participaron más cincuenta dirigentes de base de los once departamentos en que se encuentran la gremial, quienes presentaron los problemas que requieren la intervención del presidente para la solución inmediata. La delegación estuvo encabezada por el secretario general, Gabino Medina.

El dirigente declaró que el encuentro es el seguimiento de la reunión llevada a cabo ocho días antes, ya que en dicha reunión no hubo tiempo para tratar y resolver todas las cuestiones problemáticas. Recordó que, en esa oportunidad, el secretario general de la Coprofam, Alberto Broch, tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente del Indert y le había pedido para que articulen las políticas necesarias para atender a los agricultores familiares del Paraguay, porque lo mismos problemas sufren los agricultores en Argentina, Bolivia y en otras regiones, por lo tanto, son necesarios acciones firmes del gobierno para que los agricultores puedan tener acceso a tierra, agua, asistencia técnica y la regularización de la tierra.

Añadió que en la reunión fueron tratados más de 50 problemas puntuales de diferentes áreas como la designación de funcionarios abogados para intervenir en los casos judiciales en varias colonias y asentamientos, reconocimiento de varias comisiones vecinales y trabajos de verificación de los ocupantes de las tierras en las colonias habilitadas, para que los agricultores puedan gestionar la legalización de la tenencia. Precisó que una de las cuestiones en que poco se ha avanzado en Paraguay es la titulación de las tierras de los campesinos, que representa una amenaza para los agricultores.

En ese sentido, Medina señaló que en el país impera la sensación de inseguridad absoluta entre los agricultores poseedores de tierras destinadas a la reforma agraria que no tengan el título de propiedad, ya que, en Paraguay, para amedrentar, coaccionar, enjuiciar y, en la mayoría de los casos, encarcelar a las personas pobres los policías, fiscales y jueces no necesitan de muchos elementos probatorios en su contra y para para despojar de su tierra a un humilde campesino lo hacen con cualquier pedazo de papel presentado por una persona adinerada, sin antes comprobar la veracidad de los mismos para ordenar el desalojo de los ocupantes.

Indicó que durante la reunión fueron resueltos varios problemas que imposibilitaban el avance de las gestiones y los trabajos institucionales en las colonias y asentamientos. Asimismo, el dirigente informó que durante la reunión el Procurador General del Estado, Sergio Coscia, confirmó que la institución intervendrá en todos los procedimientos judiciales, que la OANC gestiona ante el Indert, relacionados con la recuperación de grandes extensiones de tierra mal habidas que están en poder de personas no sujeto de la reforma agraria, entre los cuales se encuentran juicios de nulidad de título y mensura judicial, en al menos tres departamentos del país.