23 julio, 2019

CCP se pronuncia sobre el Día Mundial del Agua

Conflictos por el agua aumentan en el Perú y hacia el 2025 se prevé que será junto a Chile los más afectados por la escasez en Latinoamérica

Caricatura del artista peruano Karry, que refleja los problemas del cambio climático y el agua en el país.

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 22 de marzo como el Día Mundial del agua. Esta fecha que se empezó a conmemorar en el año 1993, sirve para recordar la importancia del agua en nuestras vidas. La Confederación Campesina del Perú junto a organizaciones sociales, sindicales, de mujeres, medioambientales y estudiosos del tema, realizan foros y eventos alrededor de la fecha. En el Perú la mayoría de los conflictos sociales se deben al agua y su contaminación por parte de la minería y otras industrias extractivas.

A continuación reproducimos un comunicado publicado en un diario de circulación nacional.

Sin agua no hay desarrollo, democracia ni respeto a los Derechos Humanos

Día Internacional del Agua

Desde el 2010 las Naciones Unidas reconoció el Agua y Saneamiento como DERECHO HUMANO, en el Perú en el 2017 se aprobó la modificación de nuestra Constitución reconociéndolo como derecho fundamental. En la política 33 del Acuerdo Nacional, el Estado reconoce que el agua es un derecho fundamental y brinda la prioridad para el uso humano y la seguridad alimentaria, además de promover una cultura del agua a nivel Nacional.

De acuerdo a cifras de los últimos años, en el Perú hemos contado con una inversión pública  de miles de millones de soles, (en promedio, un 5% del PBI en los últimos 10 años) sin embargo, la brecha de los peruanos sin agua urbana y rural sigue siendo alta. La calidad del agua y del saneamiento, se encuentra vinculada a la salud y la falta de agua de calidad afecta a la población, especialmente a la más vulnerable, elevándose los índices de anemia, (más del 40% de los niños de la zona urbana y en la zona rural más de 70% de niños con anemia), desnutrición, infecciones estomacales agudas, hepatitis entre otras.

Sin embargo los últimos gobiernos priorizan otorgar el uso de las licencias a empresas mineras en zonas cercanas a los acuíferos que depredan este recurso vital contaminando ríos y lagos, exterminando toda forma de vida y afecta la agricultura y nuestro ecosistema, lo que ha llevado a sucesivos conflictos sociales en torno a la defensa del agua. En la actualidad existen 15 conflictos de magnitud en las regiones de Áncash, Apurímac, Arequipa, Cajamarca, Cusco, La Libertad, Lima, Loreto, Moquegua, Puno, Pasco y Tumbes.

Frente a la problemática del agua en el país, el SUTESAL de manera persistente ha demandado inversiones, mejoras en la gestión, no a la privatización y lucha contra la corrupción; en este último periodo movimientos regionales de Cusco, Tacna, Moquegua y Arequipa alertados por el DS 018 realizaron movilizaciones y paros como el de los campesinos comuneros y campesinos integrantes de la junta de regantes del Cusco y que tuvo como efecto la derogación del referido decreto, sin embargo, sabemos que el Ejecutivo buscará otro mecanismo privatista siempre y cuando la sociedad organizada se lo permita.

A nivel mundial, el Perú es uno de los países con mayor riesgo en sufrir una crisis hídrica, por el cambio climático. Las diferentes y aisladas iniciativas son insuficientes para brindar una solución integral del recurso, el tratamiento del agua y sus políticas de uso eficiente obliga en estos tiempos en contar con una mirada global, de integración, de gobernabilidad, de sostenibilidad a largo plazo y solo se logrará con el consenso de todos los actores en sus diferentes procesos; Estado, regiones, municipios, comunidades, juntas de regantes, usuarios, EPS, representantes de trabajadores y de Colegios profesionales.

Propuestas de soluciones.

Las organizaciones sociales, sindicales y agrarias del Perú en el marco del Día Mundial del Agua, entregamos al Gobierno y los pueblos las siguientes propuestas, con el propósito de construir una alternativa democrática de Agua con Desarrollo para el país.

  1. Garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento, en igualdad de condiciones, acceso y salubridad. Esto sólo se puede asegurar con empresas con propiedad y gestión pública.
  2. Protección, conservación o restauración de las cuencas, los ecosistemas, las altas montañas, bofedales, humedales, bosques, acuíferos, lagos, ríos, manantiales. Priorizar la agricultura familiar. Las mineras, petroleras, madereras y otras actividades extractivas deben ser erradicadas si no garantizan la no contaminación de la zonas donde se afecte el ciclo del agua.
  3. Mayores mecanismos de fiscalización y vigilancia social en el gasto público relacionado a inversiones, proyectos, contratos, consultorías y presupuesto en general de las entidades vinculadas a Programa agua Segura del ministerio de Vivienda, agricultura, OTASS, Sedapal y EPS entre otras.
  1. Democratizar el directorio de SEDAPAL incorporando a representantes de las municipalidades de Lima y Callao, Colegios Profesionales y usuarios, autonomía económica financiera de la empresa, exclusión de Fonafe.
  1. Fortalecer las empresas prestadoras del servicio de agua y alcantarillado dotándola de recursos que lo permitan, eliminando la deuda del Fonavi para sincerar situación económica real de las EPS.
  2. Eliminar la tercerización. Desnaturaliza y precariza el trabajo y se debe dar únicamente para funciones que no son de la actividad principal de las EPS, las empresas tercerizadoras de los servicios deben garantizar los derechos laborales de los trabajadores, así como un servicio eficiente y de calidad; y la empresa principal ejercer un mayor control del servicio, para garantizar la calidad de los mismos. Innovación en tecnología y gestión, para lograr mejores servicios, ampliar cobertura y mejora de indicadores en facturación y cobranza. Consumos industriales que paguen el valor real
  3. Dotar de agua purificada al 100% de hogares de más de 100 mil centros poblados en el campo y en Asentamientos Humanos con el uso adecuado de tecnologías.
  4. Tecnificar el riego, por aspersión y goteo que permita una mejor y mayor utilización del agua en la agricultura y contribuya a una sustantiva elevación de productividades.
  5. Incrementar retención de agua en cochas existentes y crear nuevas cochas donde la topografía lo permita. Control de cauces desde las nacientes para evitar huaycos.
  6. Mecanismos de participación ciudadana control y fiscalización, así como exigir al gobierno un real fiscalización ambiental y las empresas mineras cumplan con los estándares de calidad de exploración y explotación en zonas cercanas a acuíferos, en mérito a esto resolver el tema de Tamboraque y evitar el funcionamiento de la mina Ariana que ponen en alto riesgo a la ciudad de Lima. Resolver también casos de contaminación como Bambamarca, Puno, Espinar, Madre de Dios y zonas del oleoducto de la amazonia.
  1. Requerimos un salto estratégico en la gestión del agua en todas sus dimensiones contamos con una faja costera desértica en donde Lima abastece al 30% de la población. Organizar el territorio regional por cuencas.
  2. Promover una cultura del agua que permita a todos los actores involucrados una mayor conciencia y responsabilidad hacia el uso racional, eficiente y equitativo del agua.

Confederación Campesina del Perú – CCP

Central de productores agrarios de la Cuenca del Cunas – Junín

Comunidad Campesina de Chepen – La Libertad

Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú FENMUCARINAP

Asamblea Macro regional Norte: Organizaciones sindicales y populares, Rondas de Cajamarca, Frente de Defensa de Piura,

Acurio Zavala, Colectivo Agua y Desarrollo para el Sur

Jorge Condori Pacheco, regidor del Concejo Municipal de la provincia de Arequipa

Eduardo Joo Chang, Comité de Lucha Anticorrupción, Sociedad civil de lucha Agua – Tacna

Frente Callao Dignidad Oficial

Pablo Reyes, Conapup

José Ñahui, Colectivo Perú

CGTP – Loreto

Sindicato Único de Trabajadores de Sedapal – SUTESAL