24 abril, 2019

Luis Facco: “Dirigentes ya no pueden seguir con métodos de hace 30 años”

Luis Facco, asesor de la Coprofam dice que líderes y lideresas deben capacitarse y tener un espíritu más abierto

Luis Vicente Facco, expone en el taller de la CCP.

Luis Facco, Asesor Técnico de COPROFAM, expuso ante los participantes en el taller de liderazgo de a CCP, la historia de la organización que se creó en diciembre de 1994 en Porto Alegre, Brasil y señaló que actualmente actualmente congrega 9 organizaciones de carácter nacional que congregan a unos 35 millones de trabajadores (as) rurales,  a agricultores (as) familiares, campesinos (as) e indígenas representados en el Mercosur ampliado y de la cual la CCP es la única organización peruana.

Facco sostuvo que la COPROFAM tiene como principios el fortalecimiento político-institucional y que cada país tiene su propia política y nosotros requerimos una política para el desarrollo sostenible y para ello debemos buscar alianzas estratégicas tanto a nivel local, regional e internacional que ayuden a la incidencia en la formulación y armonización de políticas públicas diferenciadas para la agricultura familiar campesina e indígena (AFCI) y sus principales puntos son:

  1. acceso a tierra, agua y recursos naturales
  2. organización productiva, acceso a mercados, empleo y renta
  3. empoderamiento político y económico de jóvenes y mujeres rurales
  4. adaptación y mitigación del cambio climático
  5. soberanía y seguridad alimentaria y desarrollo rural sustentable
  6. acuerdos de comercio (salvaguarda y/o promoción comercial de la AF)

Para lograr ello la COPROFAM debe garantizar espacios de lucha y concertación política con voluntad colectiva, presentando propuestas en plataformas de diálogo para la formulación de políticas públicas para la AFCI. Debemos fortalecer la acción política de las afiliadas a nivel nacional y regional y promover la cooperación Sur-Sur.

La COPROFAM plantea una visión holística del sujeto y su interacción con el territorio y el medio ambiente donde habita, considerando su modo de vida, cultura y saberes tradicionales; el aprecio y cuidado con el medio ambiente, el manejo y la gestión de los bienes naturales – tierra y agua y la producción y reproducción de prácticas sostenibles en la producción de alimentos sanos. “No puede seguir consumiendo chatarra nuestra población”, alertó y dijo que debemos organizar ferias de AF poco a poco para que la gente sienta la diferencia entre los productos naturales y los producidos por la agroindustria.

Se requiere de políticas diferenciadas para el desarrollo productivo atendiendo las demandas de crédito, seguro de riesgo de la producción, asistencia técnica, investigación y generación de tecnologías apropiadas, capacitación, comunicación, transporte, comercialización y acceso a los mercados, generando ingresos a las familias. “No podemos seguir sin vender directamente al consumidor, debemos comprar más baratos nuestros insumos y tener mejores precios para nuestros productos”, sostiene Facco.

Considera que se deben lograr políticas públicas de protección de la salud, seguridad social, deportes y la educación rural debe de estar garantizada, sino los jóvenes se van a ir a las ciudades en la búsqueda de mejores oportunidades.

“Si no mejoramos nuestros conocimientos estamos perdidos como dirigentes, no podemos seguir manejándonos como hace 30 años, necesitamos capacidad de liderazgo, compromiso, confianza, movilizarnos en las bases y un espíritu abierto para lograr construir ideas”, agrega el asesor de la COPROFAM, quien dijo que son los jóvenes y mujeres quienes aportan el dinamismo necesario a la organización.

Recomendó que se deben difundir todos los estudios y las potencialidades de la agricultura familiar y que debemos mejorar su capacidad elevar la credibilidad política e institucional de la organización frente la sociedad civil y gobiernos.