23 julio, 2019

Programa de Vivienda Rural necesita seguir cambiando vidas

Una de las conquistas más importantes para el campo en Brasil fue el Programa Nacional de Habitação Rural (PNHR), que se hizo realidad a partir de 2009 y ha ayudado a mejorar la calidad de vida de las familias rurales. Por entender y reconocer la transformación de las familias que acceden al Programa, la Confederación Nacional dos Trabajadores Rurales Agricultores y Agricultoras Familiares (CONTAG), la Federación de los Trabajadores Rurales Agricultores y Agricultoras Familiares del Estado de Goiás (FETAEG) y los Sindicatos de los Trabajadores Rurales no han medido esfuerzos para que esta realidad no deje de existir, mismo con la omisión por parte del gobierno actual en relación al Programa de Vivienda.

El pasado viernes (12), fue el turno de familias de la localidad Hacienda Agua Espraiada, antigua Guerobinha, en Itapuranga-GO, recibiendo de las manos del secretario de Política Agrícola de la CONTAG, Antoninho Rovaris, las llaves de la nueva unidad habitacional. Entre los beneficiarios (as), fueron contemplados, Larissa Regis y su compañero, Marcos Alexandre. «Es difícil explicar con palabras. Sólo viendo con los propios ojos para entender la transformación que tuvimos en nuestra vida. Hasta mi sueño ha mejorado. «Tener un lugar digno para vivir es un sueño para cualquier familia, sea en el medio rural, sea en la ciudad», compartió la agricultora familiar.

La conquista de la familia de Larissa y de Marcos incentivan al sistema CONTAG a seguir en la lucha por el retorno y efectividad del PNHR. «No hay nada más justo que entregar la clave de una casa propia a una familia que tanto hace para alimentar a la población brasileña. Como Movimiento Sindical, salimos de un acto como ese con la sensación del deber cumplido. Pero sabemos que la lucha continúa y no podemos parar, pues todavía tenemos el déficit habitacional en el medio rural de más de 1,3 millones de casas a ser construidas «, destacó Antoninho Rovaris.

La CONTAG, las Federaciones y los Sindicatos vienen cobrando del actual gobierno para garantizar la construcción de las casas que están aptas para las contrataciones y también la reformulación y calificación del Programa de Vivienda, pues todavía existen muchas familias que esperan ese sueño. «Desafortunadamente el gobierno actual no ha señalado que al menos las 27.500 casas que ya están aptas desde 2017, en la Caixa Económica, sean contratadas. Aún así, mientras CONTAG seguiremos en la lucha para garantizar que ese sueño sea realidad. «Vamos adelante, y felicitaciones a las familias contempladas y FETAEG y al Sindicato de Itapuranga por el compromiso con la clase trabajadora y la agricultura familiar», puntualizó Antoninho Rovaris.