17 julio, 2019

Agricultura familiar base del desarrollo rural integral y sostenible

Carlos Paredes, coordinador general de Sierra Productiva expuso durante el taller CCP-Coprofam en Lima sobre los resultados del programa y el mejor nivel de vida de la familia campesina

Carlos Paredes, expõe a experiencia exitosa de Sierra Productiva

La agricultura familiar no es sólo la chacra o la subsistencia de una familia. Es el conjunto de actividades que están integradas y deben de ser sostenibles y duraderas. Somos uno de los países más megadiversos del mundo con una gran riqueza de biodiversidad y más de 25 mil cuencas que el Estado no tiene totalmente identificadas.

El agua debe de tener un manejo integrado y un enfoque de microcuenca, como es el caso de Jabón Mayo (donde se inició la experiencia) que tiene 14 comunidades pertenecientes a tres distritos. El agua se aprovecha y desde un reservorio nos permite el riego por aspersión y goteo para la familia y los animales. Allí donde antes sólo se cosechaba pasto algunas épocas del año ahora lo tenemos todo el año hasta alturas que alcanzan el metro. En la vivienda el agua utilizada no se desperdicia ni se bota. Se trata y purifica y se reutiliza en el riego.

Tenemos 126 mil centros poblados y 76 mil (55% del total) de ellos se encuentran entre los 3,500 y 5,000 metros de altitud y se ubican en cabeceras de cuencas. 73,200 de esos centros poblados tienen un promedio de 250 personas que implica entre 50 o 60 familias.

El Perú tiene 1,831 distritos y Sierra Productiva constituye una alternativa para 1,508 distritos de alta predominancia rural, donde se ubican la gran mayoría de las 2 millones 300 mil unidades productivas existentes en el país, el 95% de las cuales son de pequeña producción. De ellos, 700 distritos tienen hasta 600 familias; 291 distritos tienen entre 601 y 1,000 familias; 366 entre 1,001 y 2,000 familias y 151 entre 2,001 y 3,000 familias.

Familia campesina

El predio de la familia campesina tiene toda la tecnología que le permite florecer sus potencialidades. Cuentan con servicios de agua, calefacción, refrigeración lo que convierte sus casas en saludable, se han implementado los ecobaños y las cocinas ecológicas por lo que no producimos contaminación ambiental. A través de la capacitación con tecnologías de procesamiento y productos, se tiene una mejor producción y pasamos de ser vendedor de materias primas a elaborar productos como yogurt, mermeladas, queques y estamos realizando tortas de colores sin utilizar agua, con extractos de hortalizas, zanahoria o beterraga, que le dan su color.

Se han abierto nuevos mercados y nos hemos presentado en importantes ferias nacionales e internacionales con nuestros productos. La crianza de animales ha crecido y ya no sólo lo vendemos de pie, sino que como en el caso del cuy se obtiene un mayor precio vendiéndolo deshuesado. De ovinos y auquénidos se comercializa la lana pintada con tinturas naturales. El aprendizaje y uso de las tecnologías de la información, del internet y el celular permite contactarse con los clientes y realizar negocios más rápidos y efectivos.

 

Mejores alimentos, mejor salud

Apostamos por una Salud preventiva con alimentos nutritivos, orgánicos y saludables, no utilizamos agrotóxicos por lo tanto no tienen contaminación. Nuestros campesinos deben demostrar que son los mejor alimentados del Perú, como fue el hombre del incanato.

La familia campesina utiliza las nuevas tecnologías que vienen siendo enseñadas por los Yachachiq, que son miembros de la misma comunidad capacitados para capacitar a los comuneros. En vivienda aplicamos una tecnología que nos genera 15 grados de temperatura o la técnica con paneles solares que nos da hasta 25 grados al interior cuando afuera hay 0°.

Sierra Productiva también ha permitido mejorar la educación en el campo, aplicamos el concepto menos aulas y más campos; más práctica y menos teoría, porque la escolaridad memorística no sirve para la vida. En las escuelas rurales los números y las letras se aprenden haciendo panes y las matemáticas y la lectura haciendo huertos, elaboran productos con las nuevas tecnologías que después aplicarán en sus chacras.

Estamos fomentando el turismo de historia viva, enseñamos cómo los campesinos tratamos la biodiversidad, nuestras viviendas y lo sano que nos alimentamos con los productos que nos da la chacra. De EE.UU. llegan jóvenes que por primera vez conocen el campo y se sorprenden de la forma en que la vaca da la leche.

Mejores ingresos económicos

Debemos mirar la agricultura familiar como fuente de ingresos, con Sierra Productiva las familias pueden generar de 2 a 5 mil soles mensuales, actualmente las más antiguas que iniciaron el proyecto tienen ganancias entre 7 a 10 mil soles mensuales. No podemos seguir viendo la AF como subsistencia, debemos apostar a la transformación de nuestros productos para mejorar nuestro nivel de vida.

Queremos que la CCP haga suya la propuesta de Sierra Productiva y la entregue a Coprofam para que la presente como una alternativa latinoamericana en el decenio de la Agricultura familiar.