20 mayo, 2019

Pequeños productores proponen industrializar productos exóticos como alternativa para generar empleo

«Las organizaciones económicas campesinas y organizaciones económicas comunitarias estamos cansados de estirar la mano tanto al gobierno como a la cooperación internacional, tenemos experiencia hace 30 años de cubrir nichos de mercados que nos han permitido consolidar la economía comunitaria campesina indígena originaria y la generación de empleo en el área rural y urbana», señaló el presidente de la Coordinadora de Organizaciones Económicas Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia (CIOEC BOLIVIA), René Rojas Velasco.

La propuesta es presentada en la Pre Cumbre de Micro y Pequeña Empresa, Artesanía, Organizaciones Económicas Campesinas (OECAS) y Organizaciones Económicas Comunitarias (OECOMs) realizada en la ciudad de La Paz a iniciativa del Ministerio de Desarrollo Productivo y Económia Plural, con el apoyo de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), rumbo a la realización de la Cumbre Nacional de Desarrollo Industrial Manufactura programada para de junio del presente año.

«Si analizamos la balanza comercial estamos exportando materia prima en el caso de importaciones, en Bolivia compramos 600 millones anuales de alimentos, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), como pequeños productores producimos 6 millones de toneladas de 70 productos de la canasta familiar que son altamente nutritivos que curan y previenen enfermedades como el cáncer, la obesidad y otras 20 enfermedades, además exportamos a nichos de mercado generando 450 mil millones de Dólares anuales por la venta de productos exóticos, como la miel, asai, orégano, ají, café, maca entre otros cumpliendo normativas internacionales certificados por empresas extranjeras entre alimentos, artesanías, textiles y otros, frente a 650 mil millones que genera la soya», apuntó

«Proponemos la Bio economía para generar más de un mil millones de Dólares, recursos frescos para el país y la generación de empleo sostenible a nivel urbano y rural, a partir de la institucionalización de la agricultura familiar, certificadora nacional, normatización, laboratorios de análisis microbiológico y físico químicos, escuela de emprendedores, diferenciación impositiva, industrialización de los productos de la agricultura familiar para consumó nacional e internacional, obligatoriedad de la compra de alimentos y servicios por entidades públicas», enfatizó.

«Lo paradójico es que realizamos eventos, ferias de gastronomía, promoción de alimentos, artesanía y otros en coordinación con instituciones públicas, quienes contratan servicios de empresas de  catering para que nos atiendan, siendo que el presidente Evo Morales, el año pasado aprobó el D. S. 3639 que permite a los pequeños productores y cualquier persona Jurídica acceder a las compras públicas por la suma de un millón de bolivianos, sin NIT y tanto papeleo», finalizó.