20 mayo, 2019

Los aprendizajes que impactaron a los participantes en el Curso de Capacitación en Cooperativismo y Asociativismo de la ONAC

El viernes, 10 de mayo, culminó el Curso de Capacitación en Cooperativismo y Asociativismo, organizado por la Organización Nacional Campesina (ONAC), con apoyo de Coprofam. El curso se llevó a cabo en la ciudad de Coronel Oviedo, departamento de Caaguazú, con participación de 42 líderes, de once departamentos, durante los días miércoles 08, jueves 09 y viernes 10 de mayo. Durante los tres días de duración, los participantes tuvieron la oportunidad de conocer el mundo cooperativo y asociativo desde el ámbito histórico, social, legal y discutir sobre las mismas desde la perspectiva de política organizacional. Al finalizar el curso señalaron los aprendizajes que causaron conmoción a los participantes en cada día del curso.

Durante el transcurso del primer día, a los participantes fueron presentados tres casos de iniciativas asociativas que tuvieron éxitos en los primeros momentos de la fundación de las organizaciones, para indagar sobre lo que se hizo mal y encontrar los errores cometidos en la administración de estas. Después de un intenso debate, llegaron a la conclusión de que en los estatutos sociales sobresalen la función de solidaridad en contraposición a lo económico, que convierte en una organización de caridad, económicamente insostenible a mediano o largo plazo para su funcionamiento y cumplimiento de sus fines.

En el segundo día, se destaca la visita a una cooperativa de agricultores familiares, la Cooperativa Multiactiva de Ahorro, Crédito y Producción Kachimbo 1° de Mayo Limitada (Cooka), en que los lideres conocieron la historia desde el nacimiento de la cooperativa hasta su funcionamiento hoy día. Los dirigentes señalaron como una lección aprendida durante la visita que para tener una organización asociativa exitosa no es necesario iniciar con muchas personas. Solo son necesarios personas con una fuerza o chispa interna, que actúan sin esperar nada de nadie: No esperar nada del Estado, si tus sueños van a depender del Estado, nunca se harán realidad.

En el tercer día, los participantes del curso señalaron como una enseñanza marcante que, para el buen funcionamiento de una organización asociativa, el líder no es una autoridad, por lo tanto, no tiene poder de decisión, solo ejerce la función representativa. Las decisiones se toman en forma consensuada entre los miembros, con una participación igualitaria, entre hombres y mujeres, sin dejar de lado a la juventud: con capacitación permanente de proyección al futuro. Los jóvenes tienen las mismas capacidad e inteligencia para llevar adelante cualquier organización.

Al finalizar el curso, el secretario general de la ONAC, Gabino Medina, dijo a los participantes que desde hoy en adelante corresponde a cada uno llevar en la práctica lo aprendido. ‘Ustedes, desde hoy disponen de las herramientas necesarias (conocimientos) para mejorar, emprender o iniciar una organización asociativa. Entonces, les pregunto: ¿Qué van a hacer de esa herramienta?. La respuesta voy a recibir con el transcurso del tiempo’, concluyó.