REAF MERCOSUR comenzó con muchos debates y experiencias positivas

La 30ª Reunión Especializada de Agricultura Familiar (REAF) del MERCOSUR inició el día 11, convocando gobiernos, organizaciones de la agricultura familiar (OAF) y miembros de la academia en la sede de RENATRE en Buenos Aires. El primer día fue marcado por reuniones de los sectores: una conferencia sobre inocuidad y sanidad, presentaciones de experiencias y un gran debate sobre la inserción de la agricultura familiar en los mercados, iniciado a partir de las experiencias mostradas.

Reuniones sectorizadas

La apertura de los trabajos de esa 30ª sesión se produjo por la mañana con tres reuniones paralelas. En un espacio se juntó las OAF de los países que integran la REAF, entre ellas la COPROFAM. En otro, los gobiernos que actúan como Coordinadores Regionales de la REAF, y en un tercero estuvieron reunidos los miembros del Comité de Inocuidad y Sanidad de las Producciones de la Agricultura Familiar.

En el primero, con la sala llena de representantes de las más diversas organizaciones de la agricultura familiar sudamericana, se discutió mucho sobre las dificultades que la REAF enfrenta hoy con la finalización de los recursos que financiaban la Reunión. Otro tema que tuvo foco en la actividad fue el Decenio de la Agricultura Familiar y su Plan Global de Acción. Sobre este tema, hubo una presentación sobre el origen, los objetivos y las expectativas del Decenio, hecha por el Secretario General de la COPROFAM, Alberto Broch; que estuvo en el lanzamiento oficial del Decenio, en la sede de la FAO, y allí discursó en nombre de las organizaciones de la agricultura familiar.

Luego su asesor, Luiz Vicente Facco, explicó a los presentes los siete pilares que componen el Plan Global de Acción del Decenio, invitándolos a conocer sus bases y empeñarse para que esta agenda mundial sea un éxito y traiga resultados efectivos para los agricultores y las agricultoras. Los presentes contribuyeron al diálogo con comentarios sobre la urgencia de esa pauta y la importancia de integrar a todas las entidades en ese proceso.

Además de la pauta del Decenio, Broch llevó a la reunión algunas reflexiones sobre la actual coyuntura política de la región de América del Sur y el importante papel de la lucha de las organizaciones en ese contexto: “Independiente de cuáles sean los gobiernos que ocupan el poder, nuestro papel es colocar las reivindicaciones de los agricultores que representamos para ellos, lograr que se comprometan con la agricultura familiar, campesina e indígena, y que respeten a las organizaciones, pues queremos construir diálogo político con resultados efectivos”.

En esta primera actividad del día, la coordinadora de Políticas para las Mujeres de COPROFAM, Florinda Silva, moderó su desarrollo. Silva evaluó que la actividad excedió las expectativas que había sobre la participación de las organizaciones en esa sesión de la REAF: “Esperábamos menos organizaciones, debido a la situación política que está pasando la REAF; sin las inversiones habituales, y nos sorprendió la cantidad de organizaciones que vinieron a participar. Eso es muy positivo, pues muestra que no vamos a dejar que ese espacio se pierda jamás, ya que es fundamental para avanzar en la lucha por las políticas públicas para la agricultura familiar en todos los países de la región”, evaluó. Al final del evento, esas organizaciones presentarán una declaración política a los gobiernos.

En otra sala, la Coordinación Nacional de la REAF, compuesta por los gobiernos de los países miembros, debatieron sobre la sostenibilidad de la REAF.  La COPROFAM, representada por sus directores Alberto Broch y Carlos Achetoni, llevó un mensaje de las OAF hacia ellos. En un documento entregado en nombre de las organizaciones, fue registrado el deseo de las OAF de que la REAF continúe y que las mismas están dispuestas a colaborar para encontrar caminos para la autofinanciación y para rediseñar el papel de la REAF, para que no se pierda ese espacio político regional tan reconocido en todas partes.

La última reunión paralela de esta mañana fue la del Comité de Gestión y Seguimiento del Programa Regional de Intercambio y Construcción de Capacidades en Inocuidad y Sanidad de las Producciones de la Agricultura Familiar, que después se reunió con los demás participantes de la REAF para socializar resultados. En este momento, el dirigente de COPROFAM, Fernando López (Uruguay) , que representa a la Confederación en el Comité, habló de la importancia de las normas sanitarias como instrumentos que contribuyan a una mejor perspectiva de desarrollo rural, y defendió que la participación de las OAF en la construcción de esas normas es necesaria en ese sentido. “Tenemos muchos agricultores familiares que producen alimentos sanos, pero que tienen dificultades para acceder a los mercados y agregar valor debido a la gran burocracia. Esto se puede mejorar con las políticas públicas y el trabajo conjunto de Organizaciones y organismos reguladores. “No pedimos bajar las normas, queremos equilibrarlas”, afirmó en la mesa de presentación.

 

Producción familiar en todos los tipos de mercados

La segunda parte del día tuvo como tema la construcción de negocios sostenibles para la agricultura familiar que impacten en el abastecimiento de alimentos a mercados públicos, locales, regionales, de exportación, entre otros formatos. Las Alianzas Productivas Público-Privadas son muy importantes en este trabajo, al promover oportunidades, combinando políticas públicas de inversiones y la demanda del sector privado.

En ese contexto, se comenzó con la presentación de 4 experiencias positivas, desarrolladas durante la Presidencia pro tempore de Argentina en la REAF y con la colaboración del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). Las experiencias fueron presentadas por personas directamente ligadas a ellas: por Brasil expuso la Cooperativa Grande Sertão y su trabajo con frutos del cerrado; por Argentina, la Red Cañera, que trabaja con productos derivados de la caña de azúcar; por parte de Ecuador se presentó un trabajo desarrollado en la producción de cacao; y por Chile, la red de supermercados Unimarc que prioriza la venta de producciones de la agricultura familiar de la región.

Después de las exposiciones de los casos de éxito, los representantes de las Alianzas Productivas Público-Privadas involucradas en cada una de ellas ocuparon la mesa para hablar un poco más de esas experiencias y responder a preguntas de los demás participantes de la REAF, en un momento de mucho intercambio de informaciones. El dirigente de COPROFAM, Carlos Achetoni, también integró la mesa de esa actividad, y destacó la importancia de presentar y discutir casos como esos: ” Todas las iniciativas de colocar al agricultor en el mercado, de competir,  son un camino para el desarrollo de la agricultura familiar y deben ser impulsadas. Este tipo de trabajo desarrollado en el último año con diversos actores involucrados, y presentado acá, muestra formas de traer soluciones para los problemas que debatimos en el marco de la REAF. “.