MUCECH presentó estudio sobre políticas públicas para la AFCI en la REAF

En el marco de la XXX Reunión Especializada de la Agricultura Familiar del MERCOSUR Ampliado -realizada entre el 10 y 13 de junio del presente en Buenos Aires, Argentina-, Orlando Contreras, presidente del Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile -MUCECH- y miembro del directorio de COPROFAM, presentó el estudio sobre políticas públicas en la agricultura familiar campesina e indígena en Chile.

Dentro del seminario en que se presentaron los estudios, Contreras se refirió a las principales políticas, programas y proyectos que ofrece el sector público y privado para la AFCI, como por ejemplo, créditos, capacitaciones, instrumentos, entre otros. Entre los principales actores que entregan estas políticas, programas y proyectos en el país, se encuentra el Ministerio de Agricultura, el Instituto de Desarrollo Agropecuario y Banco Estado.

Finalmente, el presidente de la gremial, enfatizó en los desafíos existentes en las políticas públicas para la AFCI en Chile, entre los cuales destacaban la necesidad de capacitación para los productores/as, adecuada a sus características y particularidades y su ubicación geográfica. Además, destaca la necesidad de una mayor injerencia, inversión y adopción de tecnologías por parte del Estado, respecto al cambio climático y la capacidad de resiliencia.

En este último punto, Contreras propone que el Estado debe concretar más programas de apoyo para la resiliencia de los agricultores/as familiares campesinos para afrontar este proceso acelerado de cambio climático. Esto, debido a que ellos son los más afectados y, de esta forma, se lograría su adaptación al cambio climático, evitando la emigración.

Por último, se sugiere la creación, por parte del Ministerio de Agricultura, de instrumentos que ayuden a los agricultores/as a entregar mayor valor agregado a sus productos. Por lo cual, es necesario que este organismo invierta en salas de proceso para lograr una mayor inocuidad alimentaria, de modo que los estándares sanitarios se adecúen a las características de la AFCI.