Se reitera el compromiso a avanzar en la Ley General de Suelos

Chile es uno de los pocos países de la OCDE que no tiene legislación base para el uso de sus suelos. El país aún está en proceso de tener una Ley General de Suelos, a diferencia de otros países como Uruguay, Argentina o Perú. Ante este panorama, se llevó a cabo un seminario en la sede del ex Congreso para abordar las problemáticas que enfrenta Chile en esta materia.

La senadora Carmen Gloria Aravena, perteneciente a la Comisión de Agricultura, expresó que  “la protección integral del suelo es clave para la supervivencia la biodiversidad de los ecosistemas y el desarrollo sostenible, ya que provee materias primas y nutrientes, garantiza el secuestro y almacenamiento de carbono y facilita la reserva de agua permitiendo el crecimiento de biomasa y cultivos agrícolas”.

Asistieron al evento varios expertos y se reiteró el compromiso de avanzar en una Ley General de Suelos, ya que se trata de un “recurso natural no renovable, amenazado por la erosión, degradación, desertificación y contaminación, además de falta de planificación y ordenamiento territorial”. De la misma forma, afirmaron que “la protección integral del suelo es clave para la supervivencia la biodiversidad de los ecosistemas y el desarrollo sostenible, ya que provee materias primas y nutrientes, garantiza el secuestro y almacenamiento de carbono y facilita la reserva de agua permitiendo el crecimiento de biomasa y cultivos agrícolas”.

En el seminario se abordó la problemática de los suelos desde el contexto del ordenamiento territorial en Chile, los efectos económicos y sociales que trae la contaminación de los suelos y la desertificación de los mismos. En tanto, Carlos Rodríguez, de la Sociedad Geológica de Chile, subrayó que “esperamos seguir avanzando en este proceso para tener una ley general de suelos, de manera de hacerse cargo de los problemas relacionados con el uso del recurso”.

Ante esto, Orlando Contreras, presidente del Movimiento Unitario Campesino  y Etnias de Chile (MUCECH) afirmó que “esta política de Estado es muy importante, para la gremial y para los agricultores/as de la AFCI, ya que es uno de los instrumentos que más valoramos y defendemos”. Además, Contreras destaca que “esta política tiene un consenso político en todo el sector del agro chileno”.

Fuente: mundoagropecuario.cl