22 julio, 2019

Si quiere tierra, prepárate para resistir: mujeres y jóvenes firme en la lucha por la tierra en Itapúa

‘Si quiere acceder a un pedazo de tierra, prepárate para la resistencia’, por experiencia, es la consigna de un grupo de agricultores familiares sin tierra en el distrito de San Pedro del Paraná, departamento de Itapúa. La comisión vecinal sin tierra Guazú Ygua está conformada por mujeres y jóvenes, quienes se organizan unidos por el mismo sueño: acceder a un pedazo de tierra. Desde 2005, 70 familias agricultoras campesinas luchan por una tierra improductiva, ya que se encontraba abandonada. Desde entonces, contra todas las adversidades, en el lugar producen alimentos y trabajan para la subsistencia familiar.

El dirigente, Dionisio Cabrera, comité ejecutivo de la ONAC, declaró que todos son hijos e hijas de agricultores familiares campesinos, sufren la desgracia que afecta a otros millones de paraguayos, nacieron como un sin tierra y crecieron con el drama sin ver nacer alguna política de Estado que pudiera cambiar sus condiciones de vida. ‘Sin tierra, el campesino no tiene posibilidad de alcanzar el bienestar familiar. La única forma que tiene el campesino de acceder a un pedazo de tierra es a través de la organización, en base a la lucha, mucha resistencia y perseverancia. La historia del campesinado paraguayo ha demostrado que no hay otra forma, sin lucha no hay posibilidad de acceder a la tierra’, subrayó.

En ese sentido, Cabrera señaló que los agricultores de la comisión sin tierra a 14 años están en la lucha, en que enfrentaron muchas dificultades como persecuciones, desalojos, otros fueron imputados y algunos incluso fueron a la cárcel, pero a los jóvenes y mujeres nada de esas adversidades representa un motivo para desistir. ‘Son conscientes de que si no enfrentan la situación no van a lograr el objetivo. A pesar de las adversidades, están firme y dispuestos a continuar en la resistencia, pacífica, hasta el final, porque para nosotros —los agricultores familiares campesino— la tierra es vida’, aseguró.

Por otro lado, aclaró que los agricultores llevan el proceso de lucha en forma pacífica y que, desde la conformación de la comisión sin tierra, no han protagonizado ningún hecho de violencia o enfrentamientos con autoridades fiscales y policiales. ‘La ONAC tiene como política en sus reivindicaciones evitar cualquier enfrentamientos o hechos de violencia, contra las autoridades judiciales, fiscales, policiales y contra cualquier otra persona. Pero, no renuncia a emplear las medidas de presión como la manifestación, ocupación de tierra y a otras herramientas de fuerza pacíficas cuando la situación lo ameritan’, precisó.

En Paraguay, existen más de 300.000 familias campesinas sin tierras. Es el país con mayor desigualdad en la tenencia de tierras en el mundo, ya que el 5% de los propietarios concentran el 95% de las tierras. La agricultura familiar campesina se caracteriza por el escaso apoyo estatal cuyas fincas ocupan apenas el 4,3 % de la superficie agropecuaria total más de 240.000 fincas. Sin embargo, en vez de buscar una forma para disminuir la desigualdad, las instituciones del Estado abiertamente festejan y apoyan la tenencia desproporcionada, alegan que facilita realizar el mapa catastral.