La gran fuerza de las mujeres rurales de todo el mundo se reflejada en una histórica Marcha de las Margaritas

Han pasado casi 20 años de historia desde la primera vez que las mujeres campesinas rurales en Brasil tomaron las calles de la capital del país, organizadas por CONTAG, para presentar sus demandas al gobierno y llamar la atención de la sociedad sobre la importancia de la agricultura familiar y el trabajo de las mujeres en este sector. Sin embargo, la semana pasada, lo que ya era una gran movilización y considerada la acción de masas de mujeres más grande de la América Latina, ha adquirido dimensiones aún más históricas, siendo la Marcha de las Margaritas más grande de todas. En esta sexta edición, la Marcha logró reunir a alrededor de 100,000 mujeres rurales, así como a algunos hombres que apoyan la causa, en una caminata pacífica y animada a través de la Explanada de Ministerios, donde se encuentran los tres máximos poderes brasileños.

La Marcha das Margaridas es una acción notable no solo por la cantidad de mujeres que participan en la caminata simbólica, sino también por el gran proceso de formación política que promueve en la base, a través de la escucha, reflexiones y actividades realizadas con las mujeres del campo, el bosque, las aguas y también de las ciudades, en las cinco principales regiones de Brasil. Otro punto a destacar es la articulación y asociación con entidades que representan varios otros movimientos. Hay 16 organizaciones en total, incluida COPROFAM.

Todas estas acciones resultan en la construcción conjunta de la Plataforma Política de la movilización. Este documento aborda en detalles el contexto político actual, las denuncias que las Margaritas hacen, los puntos defendidos en la lucha y los ejes políticos y las proposiciones hechas para cada uno de los 10 ejes abordados, que van desde el acceso a la tierra, el agua y la agroecología hasta el fortalecimiento de la participación de las mujeres en los espacios políticos, pasando por la seguridad y asistencia social, la salud pública, el fin a la violencia, entre otras agendas muy importantes. Este año, la Plataforma Política de la Marcha también está estrechamente vinculada al Decenio de Agricultura Familiar aprobado por la ONU, especialmente con el Pilar 3 del Plan Mundial de Acción del Decenio, que aborda la promoción de la equidad de género en la agricultura familiar y el papel principal de liderazgo las mujeres rurales, y también se relaciona con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

En este sentido de articulación internacional, la Marcha de las Margaritas de 2019 también tuvo el hito histórico de tener la mayor delegación de participantes de otros países recibida en todas las ediciones. Fueron más de 50 mujeres, de 38 organizaciones de 27 países, incluidos las 9 líderes de COPROFAM que representaron a todas las organizaciones afiliadas y los 7 países del MERCOSUR Ampliado. Organizaciones de otros continentes que se relacionan con nuestra Confederación, como la UITA, PDRR, el Foro Rural Mundial, ROPPA, PROPAC, entre muchas otros también se unieron a la Marcha, y sus líderes quedaron encantadas con la fuerza de las mujeres de todas los rincones de Brasil.

Al final de las actividades de movilización, estas líderes también tuvieron una gran oportunidad de articulación a nivel internacional, cuando se reunieron en una reunión celebrada en la Escuela de Capacitación CONTAG. En este momento pudieron compartir las experiencias promovidas en la participación en la Marcha, hablar del trabajo que realizan en sus organizaciones para mejorar las condiciones de vida de las mujeres rurales en sus regiones y discutir estrategias conjuntas para ampliar los resultados del trabajo en las bases. Y una vez más, abordar el Plan de Acción Mundial propuesto por el Decenio de la AF, discutiendo las importantes contribuciones de las mujeres al éxito de esta agenda.

Uno de los grandes mensajes de este Encuentro Internacional fue que, aunque vivimos en diferentes países y culturas, los problemas son similares y las demandas convergen. Esto impulsa las líderes a trabajar con perspectivas que se extienden más allá de las fronteras de sus países y busquen impactar globalmente, y la Marcha e las Margaritas, por su fuerte contenido político y alto nivel de organización, inspira a estas líderes y fortalece aún más este trabajo. .

Esta última Marcha produjo varias semillas que ahora se encuentran dispersas por todo Brasil y en varios países. Esperamos que germinen y que esta lucha se reproduzca en todos los continentes, dando aún más fuerza y eco a las voces de las mujeres rurales de todo el mundo.